Bajo tierra: así tenían secuestradas las disidencias de las Farc a cuatro personas

Crédito: Ejército Nacional

Bajo tierra: así tenían secuestradas las disidencias de las Farc a cuatro personas

Integrantes del frente Ismael Ruiz cavaron un hueco donde retenían a quienes citaban para pagar extorsiones en zona rural de Gigante, Huila.

Por: Redacción Cambio

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Cuando llegó el nuevo año, los comerciantes en Gigante, Huila, recibieron un panfleto del frente Ismael Ruiz, de las  disidencias de las Farc, que les ordenaba acercarse a la vereda El Batambo para concretar el pago de un paz y salvo que les permitiera seguir trabajando en la región.

Durante varias semanas, algunos de ellos asistieron a la cita en la vereda. Allí, hombres armados los custodiaban para la firma de un documento, en el cual se especificaba el monto y el día en que debían pagar la cifra acordada.

La presión y el temor por represalias llevó a varios de ellos a acercarse a las instalaciones de la Novena Brigada en Neiva, Huila, para denunciar los hechos y buscar la protección de las autoridades.

En horas de la noche del lunes 12 de febrero, un grupo especial de uniformados llegó a la zona, tras conocer que el grupo ilegal tenía secuestrados a cuatro comerciantes que se habían negado al pago de la extorsión.

Lentamente fueron ingresando a la vereda. Allí descubrieron que las Farc estaban usando una nueva modalidad para no ser detectados por las autoridades que realizan patrullajes aéreos por la zona.

En medio de la vegetación, los guerrilleros habían abierto varios huecos para construir habitaciones bajo tierra, en donde eran citadas las personas para que pagaran las extorsiones sin ser vistas.

En una de estas fosas, los uniformados encontraron a cuatro ciudadanos retenidos y a cuatro guerrilleros, quienes al parecer habrían forcejeado minutos antes. En el enfrentamiento resultaron heridos dos de los cuatro secuestrados y un insurgente.

Los enfermeros de combate intentaron ayudar a los heridos, pero uno de ellos no resistió y murió en el lugar. El otro ciudadano herido fue trasladado a un centro asistencial en el municipio de Garzón, donde se recupera.

secuestrado herido

En la operación fueron capturados tres guerrilleros e incautaron un fusil, 11 proveedores, una mira, una pistola 9 milímetros, una escopeta de repetición y 2 fusiles traumáticos.

Para las autoridades, este caso es una violación de los derechos humanos por parte del grupo ilegal, así como a los diálogos que adelantan con el Gobierno nacional.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí