La digitalización es un agente de transformación social

Crédito: Adobe Stock

Fabián Hernández, presidente CEO de Telefónica Movistar Colombia, explica el papel de la tecnología digital en el esfuerzo por construir un mejor país. “Nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas”.

“El agro es uno de los sectores más importantes y tradicionales de Colombia. No obstante, como muchos otros, enfrenta constantes desafíos en sus formas de producción, en la generación de eficiencias y en el uso responsable de los recursos”, dice Fabián Hernández, presidente de Telefónica Movistar Colombia.

De allí nació el programa Smart Agro, una iniciativa de responsabilidad en la que se suman las capacidades tecnológicas la Compañía para adelantar pilotos de eficiencia hídrica en varios puntos de Colombia, como Ventaquemada (Cundinamarca), El Tablón de Gómez (Nariño) y en Los Santos (Santander). Utilizando una combinación de hardware especializado, almacenamiento en la nube y procesamiento de datos, se generan recomendaciones a los agricultores locales para hacer más eficiente el riego. “Se han tenido resultados muy satisfactorios –explica Fabián Hernández–, como un incremento de 50% en la producción y reducción de costos por bulto de 22%. En consecuencia, con esta solución tenemos un aporte directo a varios Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Smart Agro es tan solo una de las iniciativas en las que se materializa el compromiso de Telefónica Movistar Colombia en la construcción de país. En conjunto, se trata de un esfuerzo enorme, pero que tiene bases que ya hacen parte de la estructura misma de la Compañía.

Fabián Hernández
Fabián Hernández, presidente CEO de Telefónica Movistar Colombia
Cortesía: Telefónica Movistar Colombia

¿Por qué las empresas deben incluir dentro de su modelo de negocio esfuerzos para contribuir con su entorno?

La sostenibilidad se debe gestionar en las empresas, no porque es un tema de moda o por hacer un favor a alguien, sino porque es un requisito para permanecer en el tiempo. Hemos evidenciado una evolución en las exigencias de los mercados, y actualmente ya no vale sólo asegurar la gestión de la Compañía, sino que se requiere ir más allá. 

En Movistar, nuestro propósito es hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas. En este marco, llevamos 15 años gestionando los diferentes asuntos económicos, sociales, de confianza digital, ambientales y de gobernanza; y en nuestra estrategia seguimos un Plan de Negocio Responsable, a través del cual canalizamos nuestras acciones en esta materia. 

Además de ser rentable, ¿qué responsabilidades sociales y ambientales tiene una empresa como Movistar?

Enfocados en implementar las mejores prácticas de Sostenibilidad y Responsabilidad Social, Movistar se convirtió en el primer operador de telecomunicaciones en Colombia en adoptar la condición legal de Sociedad de Beneficio e Interés Colectivo (BIC), lo que hace explícito en nuestra razón social la gestión responsable que tenemos en nuestro ADN como Compañía generadora de valor social. Con esto queremos poner de manifiesto que nuestro rol como empresa tecnológica va más allá de la conectividad y de crear valor para los accionistas: sabemos del potencial que tiene la tecnología como agente de transformación social y ambiental; en particular, puede ayudar a que las industrias y los ciudadanos alcancen los objetivos de sostenibilidad. 

En el Plan de Negocio Responsable nos hemos planteado metas ambiciosas, trabajando en tres pilares:

Ayudar a la sociedad a prosperar promoviendo una conectividad inclusiva: promover el progreso económico y social basado en la digitalización, sin dejar a nadie atrás. 

Construir un futuro digital y más verde aprovechando el poder de la digitalización para frenar el cambio climático. Las tecnologías digitales pueden proporcionar soluciones para reducir las emisiones globales de carbono hasta en 15%. 

Liderar con el ejemplo: ir más allá de lo que se espera de nosotros y asumir en todo momento nuestra responsabilidad para generar confianza. Y desde este frente hemos asumido un rol relevante en materia de educación digital, como mecanismo para generar nuevas oportunidades. 

Ejemplos de esto es nuestra apuesta por el despliegue de fibra óptica, para apoyar la digitalización de las personas y organizaciones, mientras se promueve una tecnología más amigable con el medio ambiente, debido a que los equipos de fibra requieren siete veces menos consumo energético por cliente para transmitir, respecto al cobre; y la vinculación laboral de mujeres en roles técnicos, a través del programa Mujeres en Red, en el que en lo que llevamos en 2022 se ha podido vincular más de 400 mujeres. 

Responsabilidad 2
Crédito: Adobe Stock

¿Cómo deben las empresas enfocar adecuadamente su interés social y ambiental para alcanzar objetivos en la ruralidad?

Desde Movistar Colombia somos testigos directos de lo que significa la conectividad, de las oportunidades y desarrollo que genera para todos los territorios. No obstante, también somos conscientes de la relevancia que tiene combatir las brechas digitales existentes. Esencialmente, tenemos el desafío de garantizar que toda la población tenga acceso a la conectividad –y muy especialmente en las zonas rurales–, la cual es una herramienta primordial para que todos puedan aprovechar los beneficios de un nuevo mundo digital.

En este sentido, desde Telefónica Movistar se ha probado un nuevo modelo de negocio en Perú: Internet para Todos (IpT), que es un buen ejemplo de colaboración entre operadores, bancos de desarrollo y proveedores de servicios digitales. Gracias a esta iniciativa, se han llevado los beneficios de un mundo digital a más de 2,1 millones de personas y 12 mil localidades en ese país. La importancia del modelo radica en que está centrado en atender las necesidades de la ruralidad, una apuesta por nuevas formas de conectar, la posibilidad de que sea una red para que cualquier operador pueda extender sus servicios, y una estrategia que asegura la sostenibilidad. En Colombia estamos también avanzando en esta línea con cinco pilotos: el primero lo realizamos en Santa Sofía (Amazonas), con el que se beneficia a más de siete mil personas de comunidades indígenas. 

Adicionalmente, estamos poniendo al servicio de nuestros clientes y población rural nuestras soluciones digitales. Por ejemplo, recientemente desde Movistar Empresas presentamos Finca Más Segura, una estrategia que, junto a la Secretaría de Seguridad y Justicia de la Gobernación de Antioquia, el Ministerio de la Defensa Nacional, la Policía, Ejército Nacional y distintas alcaldías del suroeste antioqueño, busca llevar seguridad y desarrollo a las zonas rurales bajo los principios de la acción unificada en esta zona del país. 

¿Cree usted que el hecho de que hoy los consumidores están procurando elegir a las empresas más responsables es un motivador para la inversión social y ambiental privada?

Nos enfrentamos a un nuevo contexto en el que la sostenibilidad se ha convertido en un requisito para operar. En este sentido, como Compañía hemos entendido que la sostenibilidad de nuestro negocio no solo se encuentra en el qué hacer sino en el cómo lo hacemos, asegurando buenas prácticas en nuestra gestión con nuestros grupos de interés y garantizando que nuestra cadena de suministro las tenga.

Es necesario buscar nuevas formas de potenciar la reputación y la fidelidad de los clientes hacia la marca. 85% de los consumidores indica que ha cambiado su comportamiento de compra en los últimos cinco años para ser más sostenible, prefiriendo adquirir bienes y servicios de empresas social y ambientalmente responsables, accesibles e incluyentes (Estudio Global de Sostenibilidad 2021, Simon-Kucher & Partners). Y es momento de combinar dos de las palancas que potencian el crecimiento: la digitalización + sostenibilidad. 

En materia de responsabilidad social y ambiental, ¿qué puede anticipar usted sobre el futuro en los objetivos de Movistar?

Como negocio responsable y como sociedad (BIC) tenemos un compromiso robusto en materia social y ambiental, con objetivos y programas de alto impacto. Por ejemplo, incluímos en nuestro modelo de negocio compras a empresas de origen local y preferentemente a proveedores con normas equitativas y ambientales. Hoy, el mayor porcentaje de proveedores de la Compañía es local: en 2021, 82% de los valores adjudicados fue a empresas constituidas en Colombia. Así mismo, la valoración que hace EcoVadis del desempeño en sostenibilidad de los proveedores de alto riesgo está integrada con nuestro Sistema de Compras, de tal manera que el comprador pueda visualizar fácilmente este dato asociado a los proveedores invitados en la negociación.

En el componente ambiental, contamos con un Sistema de Gestión Ambiental, certificado con la ISO 14001. Así mismo, nos planteamos metas a 2025 y 2030 para ayudar a mitigar el impacto en el cambio climático, incluyendo, entre otros, la reducción de emisiones de CO2, aumentar el consumo de energía de fuentes renovables (100% renovable para 2040) y la reducción de consumo de energía por unidad de tráfico. En lo que llevamos de 2022 podemos decir que vamos por buen camino, pues además de consumir 53% de energía renovable, hemos logrado disminuir en 35% nuestras emisiones de CO2, impulsando nuestra estrategia hacia la carbono neutralidad. 

En cuanto el desarrollo de prácticas con la comunidad, desde la Fundación Telefónica Movistar canalizamos la gestión social de nuestra compañía buscando contribuir al cierre de la brecha digital mediante la puesta en marcha de programas en materia de Educación, Empleabilidad, Voluntariado, Conocimiento y Cultura Digital. Por ejemplo, implementando modelos pedagógicos de calidad, promoviendo en jóvenes y adultos la formación en habilidades y competencias del siglo XXI, generando espacios de diálogo y reflexión sobre las ideas que están cambiando el mundo a través del arte; y apoyando el voluntariado corporativo y el servicio a la comunidad. Con ese foco, logramos beneficiar durante 2021 a más de 1.7 millones de colombianos, entre niños, niñas, jóvenes, docentes, padres, madres, emprendedores, adultos mayores, etc., en más de 125 municipios del país.