9 Septiembre 2022

Cuentos de mujeres, verdades de cuenteras

Wendy Aldana, Sofía Garzón y Ana María Rincón, integrantes del colectivo Morada Palabras, presentan todos los jueves de septiembre un espectáculo de cuentería en el café El Gaitanista.

 

Cuenteras
De izquierda a derecha, Ana María Rincón, Sofía Garzón y Wendy Aldana.

Por Diego Augusto Arboleda.


El colectivo Morada Palabras es una organización de jóvenes creadoras que busca la expresión de narrativas en escena desde un ángulo femenino y reivindicativo. Uno de sus campos de acción es el de la cuentería, un género artístico cuyo valor estético es particularmente importante en una Colombia en donde la recuperación de la memoria histórica y la reivindicación de discursos tradicionalmente marginados ocupa un papel importante de la actual agenda política y social.


El pasado jueves 2 de septiembre, en el Café El Gaitanista de la ciudad de Bogotá, tres cuenteras conectadas con esta agrupación contaron seis historias con una común perspectiva de género y una diversidad de técnicas interpretativas. Sofía Garzón exploró las consecuencias emocionales y psicológicas de la maternidad, así como las historias tradicionales de la costa Caribe, mediante una técnica expresiva en donde la música y el canto ocuparon un papel central. Wendy Aldana utilizó la ruptura de la cuarta pared, la interpelación al público y el humor para compartir dos historias con ribetes fantásticos cuyos centros fueron la reivindicación de la decisión personal, la celebración de la verdad y los devastadores resultados de la indiferencia social entre los más necesitados. Por último, Ana María Rincón narró dos historias sobre la injusticia social y la búsqueda de un sentido emotivo en medio de una sociedad mecanizada, a través de un estilo abiertamente más teatral que utilizó con éxito la personificación y la recreación de acentos regionales.


En general, las tres artistas demostraron dominio de su oficio, con un correcto uso de la espacialización y la representación de objetos o personajes a través de recursos mímicos. Ocasionales momentos de sobreactuación y algunos problemas de dicción, que dificultaron la comprensión de un par de episodios, no demeritaron el positivo resultado general de la velada, que generó una amena sensación entre los espectadores. Albricias a Morada Palabras y a El Gaitanista por el buen arranque de esta temporada de narrativa oral –a desarrollarse durante todos los jueves del presente mes de septiembre–, que aúna el placer de la tertulia con la reflexión de un buen relato.
Calificación: 3,5 estrellas sobre 5.


Noches de Cuentería. Todos los jueves de septiembre. Siete de la noche.
Café El Gaitanista. Calle 8 #5-51. Bogotá.