21 Julio 2022

Una historia que merece ser cantada

Hoy se estrena en salas de cine de Medellín, Bogotá, Cali y Barranquilla el documental ‘Cantos que inundan el río’, un homenaje a las cantaoras del río Bojayá y a las víctimas del conflicto armado.

 

Oneida
Oneida Orjuela Barco.

En Pogue, corregimiento del municipio de Bojayá, en Chocó, un grupo de cineastas se unió a las cantaoras de la localidad para realizar Cantos que inundan el río, una película que transcurre entre los colores y los sonidos de la selva, los ríos, el viento, la lluvia y el canto de los pájaros. A todo lo anterior se suman las canciones que Oneida Orejuela Barco y las cantadoras de Bojayá compusieron para que las oigan en todo el mundo.

'Cantos que inundan el río' se presentó en diversos festivales de América y Europa, y ganó el premio a mejor película documental en el Festival Cinelatino de Toulouse, en Francia.


La película la dirigió Lukas Perro (nombre artístico de Germán Arango), un antropólogo, guionista y realizador audiovisual que nació en una de las barriadas de Medellín y que creció con el rap. En un viaje por las selvas del Chocó se encontró con las cantaoras de Pogue, quienes le habían escrito nuevas letras sobre la realidad de su región y de sus vidas, a melodías con más de 200 años de tradición. La película, producida por Ana María Muñoz, la realizó el Colectivo Pasolini, de Medellín, y hace parte del programa #CineHechoenMedellín, que reúne casas productoras, distribuidoras y la Alcaldía de Medellín para aprovechar el auge del cine en la ciudad y estrenar en 2022 ocho películas hechas por directores de Medellín.
Los realizadores de Cantos para que inunden el río ya la han mostrado en diversos festivales y consideran de gran relevancia que haya aparecido en un momento tan determinante de la historia de Colombia, en la que Colombia recibió el informe final de la Comisión de la Verdad, afronta de nuevo la posibilidad del desmonte de la guerra y en el que el pueblo ha elegido a una vicepresidente negra.
Su estreno mundial fue en la competencia oficial de HotDocs 2021Canadá. Luego se presentó en diversos festivales de América y Europa, y ganó el premio a mejor película documental en el Festival Cinelatino de Toulouse, en Francia, un festival con más de 30 años de historia y una selección de cine latinoamericano que no se puede encontrar en ningún otro festival.

Cantos que inundan
De gran relevancia resultó haberla presentado no en un auditorio convencional en el marco de un gran evento sino en el pequeño puerto de Pogue, que está a orillas del río Bojayá, donde se hicieron presentes 200 personas. Oneida Orejuela Barco siempre quiso contar al mundo su historia, tanto su felicidad como su sufrimiento. Para ella ese evento fue un desafío grande ya que estaba rodeada de su gente y en la película revela secretos y pasajes de su vida que mucha de la gente más cercana a ella no conocía. Pero también fue un reto con ella misma pues tuvo que mirar de manera crítica su pasado y confrontarlo. A eso debe sumarse el esfuerzo creativo y personal que significa componer canciones que narran su vida.
De acuerdo con sus realizadores, la película busca generar en el espectador un sentimiento de empatía con el entorno y mostrar la fuerza con la que las comunidades negras han afrontado los dolores y amenazas del conflicto armado. “Buscamos que la película se sume a este momento de transformación de un país al que le urge reconocer sus heridas, su dolor y para construir juntos la reconciliación y el desmonte de una guerra que no solo está en los fusiles, también en las mentes y en los corazones. Todos tendríamos que cuestionarnos sobre nuestro lugar en la construcción de la paz”.
Ahora que la película entra al circuito comercial, uno de sus objetivos es conseguir fondos para construir la Casa del Canto en Pogue. Las cantadoras van a donar el terreno, la película hará una contribución directa del 5 por ciento del valor total y se espera recolectar lo necesario para comprar los materiales, pagar la mano de obra y adquirir los elementos didácticos que permitan la labor de las cantadoras y del semillero de alabados de Pogue.
Se estrena el 21 de julio en salas de cine de Medellín, Cali y Bogotá y habrá funciones especiales con las cantadoras y el equipo realizador.
21 de julio en el Teatro MAMM de Medellín
22 de Julio en la Cinemateca Distrital de Bogotá.
23 y 27 de julio en el Colombo Americano de Medellín
24 de julio en el Teatro Comfama de Medellín
30 de julio Museo La Tertulia de Cali
Luego de la presentación en salas de cine comenzará un recorrido por toda Colombia, a través de festivales y funciones especiales en espacios religiosos, comunitarios y educativos.

Puede encontrarse toda la información en la página web de la película.

 

Afiche