6 Marzo 2022

La batalla campal en estadio de México que le da la vuelta al mundo

La Fiscalía de Querétaro ratificó que no existen personas muertas e inició la investigación para individualizar a los responsables.

Crédito: Reuters

El reporte oficial habla de 26 personas heridas, tres de ellas de gravedad. Tras los hechos de violencia en el estadio de Querétaro, la Fiscalía empezó a buscar a los responsables de la gresca y negó que hubiesen personas muertas por estos hechos. La FIFA condenó un nuevo acto de violencia en los estadios de México.

Por: Redacción Cambio

Desde la noche del sábado el gobernador del estado de Querétaro, Mauricio Kuri, ha venido reportando hora tras hora lo que están haciendo las autoridades para capturar a los criminales. Se refiere a los protagonistas de la batalla campal que provocó pánico y zozobra y dejó 26 personas heridas la tarde del 5 de marzo, mientras se jugaba el minuto 62 del partido entre el Querétaro y el Atlas de Guadalajara. El encuentro se suspendió cuando el resultado estaba un gol por cero a favor del Atlas y hasta ahora se desconoce dónde y por qué se originó la riña. 

Los videos y fotografías han sido tendencia en las redes sociales, cuestionando fuertemente este comportamiento violento, porque dejan ver los cientos de hinchas que corrían hacia la cancha para evadir los puños, patadas y hasta cuchilladas que se lanzaban, principalmente hombres, en diferentes puntos de las tribunas. Igualmente, varios videos y fotografías permiten ver cómo corrió la sangre a las afueras del estadio, donde se dieron los mayores enfrentamientos. De las 26 personas heridas, tres tienen lesiones graves y están siendo atendidas en un hospital de ese estado del centro de México. 

En su más reciente informe, el gobernador Kuri desmintió que haya fallecidos y calificó de “noticias malintencionadas” esas afirmaciones que han circulado en las redes sociales con imágenes y nombres de personas presentándolas como fallecidas. “Mi mayor compromiso es con la verdad, los datos oficiales indican que hasta este momento no tenemos fallecidos por los condenables hechos del día de ayer. He puesto a disposición del público toda la información verificable, no tengo porque mentir”, dijo el mandatario. 

La Fiscalía de Querétaro descartó de tajo que existieran fallecidos y concretó que 19 personas heridas presentaron querellas por los hechos violentos y entregaron su testimonio como testigos de los hechos. Uno de ellos es originario de Querétaro, otro del estado de México y el resto de Jalisco, la capital de Guadalajara, de donde es el club Atlas. Con esta información, la Fiscalía abrió la carpeta de investigación por los delitos de homicidio en grado de tentativa, violencia en espectáculos deportivos, posible apología al delito, asociación delictuosa y delitos cometidos por servidores públicos; estos últimos, encargados de salvaguardar la integridad de los ciudadanos en este evento deportivo. 

Las investigaciones aún no son claras sobre los responsables de estos hechos, pero el gobernador Kuri ha dicho desde la noche del sábado que “la empresa propietaria de Gallos e instituciones deberán responder por los hechos”, haciendo clara alusión al equipo Querétaro. Las autoridades judiciales también anticiparon que por medio de las cámaras de seguridad del estadio y demás herramientas tecnológicas ubicarán a los responsables de la escalada violenta que, todo indica, tendría que ver con la ira por el resultado adverso del encuentro en el que el Querétaro estaba siendo derrotado por el Atlas.

Heridos en estadio Queretaro
Las imágenes de los heridos dentro del estadio generaron el rechazo mundial. No obstante, las autoridades de Querétaro descartaron que se trate de personas muertas. Tomada de Twitter.

Entre tanto, Mikel Arriola, presidente de la Liga BBVA MX, la más importante del fútbol profesional mexicano, suspendió no solamente el encuentro entre Querétaro y Atlas, sino toda la jornada del torneo “en solidaridad con las personas afectadas", dijo. Además, anticipó fuertes sanciones para los dos clubes. Simultáneamente, Gabriel Solares, presidente del Club Querétaro, dijo que no se permitirá afición en el estadio La Corregidora durante los partidos de los también llamados “Gallos Blancos”. 

La violencia en los estadios mexicanos no es un tema nuevo. El 24 de abril del año pasado, durante el clásico entre Atlas y Chivas en el estadio Jalisco, varios aficionados se enfrentaron en la tribuna, pero las autoridades lograron controlar la gresca. Igualmente sucedió el 20 de octubre de 2019 en el estadio San Luis de Potosí. En el minuto 83 tuvo que ser suspendido el partido entre el Querétaro y el San Luis, luego de que el primero llevara una ventaja de 3 goles por cero. En ese entonces, los aficionados también terminaron invadiendo la cancha y los heridos fueron trasladados a los hospitales más cercanos. 

Tanto la FIFA, la Concacaf así como la Asociación Mexicana de Fútbol condenaron estos hechos y los calificaron como delicados e inaceptables para el fútbol mundial. El estadio La Corregidora quedará cerrado, por lo pronto, para desarrollar actividades futboleras, anunció la noche del domingo Mikel Arriola, presidente de la liga del fútbol profesional mexicano.