21 Noviembre 2022

¿Treinta latigazos por entrar licor a Catar?: la verdadera historia de un mexicano en el Mundial

Crédito: Fotoilustración de Yamith Mariño

Un turista mexicano, que fue grabado ingresando a escondidas una botella de licor a Catar es el protagonista de la controversia del momento en el Mundial. Según se ha dicho, recibiría 30 latigazos como castigos. ¿Cuál es la verdad detrás de esta historia?

El pasado 17 de noviembre, un usuario de Tik Tok identificado como Ricardo, publicó un video en el que se ve a un turista mexicano pasando por los controles del Aeropuerto de Doha con una botella de licor escondida bajo la camiseta de la selección mexicana de fútbol.

El sujeto acompañó las imágenes con la frase: "traficando alcohol a Qatar" y no se esforzó en ocultar el rostro del protagonista de la grabación en ningún momento. 

 

 

 

Lo que el usuario no esperaba es que el video se hiciera viral, pues ya acumula más de un millón de vistas en esta red social, por lo que los rumores en las redes sociales sobre la suerte de esta persona han proliferado.

La mayoría de versiones coinciden en que el hombre que introdujo la botella fue detenido por las autoridades cataríes y sería condenado a recibir 30 latigazos por su osadía. Pero, ¿qué tanto de esto es cierto?

¿Treinta latigazos?

Si bien es cierto que las restricciones para ingresar alcohol a Catar son estrictas y que probablemente el turista mexicano incurrió en una falta al ingresar a escondidas una botella de licor, después de las indagaciones de la Cancillería del país latinoamericano se pudo determinar que el hombre del video no fue detenido y mucho menos recibirá 30 latigazos como lo han informado varios medios nacionales e internacionales.

Las versiones que apuntaban a semejante castigo físico surgieron por comentarios de usuarios en redes sociales, especialmente el de otro mexicano que publicó lo siguiente en su cuenta de Twitter: 

“Señor @m_ebrard mi hermano Agustín Jaramillo viajó a Qatar con motivo del mundial. Las autoridades de aquel país lo mantienen incomunicado y lo último que supimos es que recibirá 30 latigazos en una plaza pública de Doha. Suplicamos su intervención”.

El usuario, que le pidió al secretario de Relaciones Exteriores de México ayuda para su supuesto hermano, aceptó que todo fue una broma y que esto no era cierto. Además, tuvo que poner en modo privado su cuenta de Twitter debido al revuelo que armó.

Sin embargo, la Cancillería de México pidió a sus ciudadanos "portarse bien" en Catar para evitar inconvenientes con las autoridades de este país árabe que alberga la Copa Mundial de Fútbol.