1 Agosto 2022

¿Continuará Ingreso Solidario?

Crédito: Colprensa

Los representantes del comité de empalme de Gustavo Petro se quejaron de que no hay recursos en el presupuesto nacional para que el programa continúe en 2023. Sin embargo, se sabía que la medida sería temporal. Aunque en principio fue contemplada solo para el tiempo de confinamiento, luego se extendió por dos años más.

Este lunes, en la presentación del informe final de empalme presidencial, el equipo que coordinó este proceso manifestó su preocupación por el futuro de “Ingreso Solidario”, programa creado por la administración de Iván Duque para mitigar los efectos de la pandemia del covid-19 en familias de escasos recursos, que el gobierno de Gustavo Petro busca mantener.

“Estos recursos desaparecieron. El Gobierno saliente (de Iván Duque) no programó los recursos dentro del Presupuesto General de la Nación para 2023”, aseguró Daniel Rojas, uno de los coordinadores del proceso de empalme, quien manifestó su preocupación por la desfinanciación del Departamento para la Prosperidad Social, encargado de entregar los subsidios a los más de 4 millones de hogares beneficiados. 

“El presupuesto asignado para la inclusión social no contiene las partidas que se requerirían para financiar los subsidios de Ingreso Solidario", explicó Rojas en una rueda de prensa concedida el lunes primero de agosto en el Hotel Tequendama en Bogotá.

En la presentación del reporte, el equipo de empalme hizo especial énfasis en que si se quería mantener el subsidio “había que buscar recursos”. Para ello, plantearon dos soluciones: recaudar el dinero a través de una reforma tributaria o hacer modificaciones al esquema actual de transferencias monetarias. “Esperamos hacer un acuerdo con las diversas fuerzas políticas que integran el Congreso de la República para entregarle al país la mejor reforma tributaria y no desfinanciar ningún programa social”, dijo Daniel Rojas.

Un subsidio temporal

El Ingreso Solidario fue un subsidio creado en 2020 para entregar 160.000 pesos mensuales a un millón de hogares que perdieron todas sus fuentes de ingresos por la emergencia sanitaria y, por su puntaje en el Sisbén, no estaban priorizados para recibir otras transferencias monetarias como Familias en Acción. 

El programa, que se inició en tiempo récord, tenía la condición de ser temporal. En un principio, serían solo un millón de familias atendidas durante los meses de confinamiento, pero con el tiempo el programa se extendió a 4 millones de colombianos por más de dos años y con un monto mensual que varía según la cantidad de integrantes del hogar y su clasificación en Sisbén. 

La ley con la que se aprobó la reforma tributaria de 2021 también estableció que el programa tendría su fin el 31 de diciembre de 2022, fecha hasta la cual tiene garantizada una fuente de financiación en el Presupuesto General de la Nación. 

Esta ley también indica que, después de esa fecha, el Gobierno podrá evaluar sus resultados y decidir si quiere continuar con el programa, para lo cual tendría que buscar una fuente permanente de recursos. Por eso es que en el proyecto de Presupuesto General de la Nación de 2023 no se incluye una partida dentro de la inclusión social para el pago del programa.

La tributaria de 2021 también señala que el Gobierno, si decide renovar el Ingreso Solidario, puede imponer nuevas condiciones para la entrada y permanencia de las familias en el programa con el objetivo de mejorar sus resultados, como sucede con Familias en Acción, que está atado a la asistencia escolar y controles médicos de los hijos del hogar.