17 Junio 2022

¿Cuáles son las primeras decisiones que tendrá que tomar el próximo presidente?

Un analista de riesgos explica cuáles son las principales determinaciones que deberá firmar el nuevo mandatario para darle tranquilidad a los mercados y a los inversionistas.

Sergio Guzmán es fundador y director de Colombia Risk Analysis, una consultora de riesgos políticos que presta sus servicios a grandes multinacionales e inversionistas extranjeros. Uno de los temas más mencionados, y sobre los que menos conocimiento tiene el electorado, son las decisiones en materia económica que deberá tomar el ganador de la segunda vuelta presidencial. Guzmán conversó con Cambio y explicó el impacto que puede tener el triunfo de Gustavo Petro o Rodolfo Hernández sobre los mercados internacionales y las consecuencias de que uno u otro cumplan con sus promesas de campaña.

 
CAMBIO: ¿Qué decisiones importantes está obligado a tomar el próximo presidente tan pronto se posesione?

Sergio Guzmán: El presidente, bien sea Gustavo Petro o Rodolfo Hernández, va a tener que tomar tres decisiones fundamentales e importantes para el país el 7 de agosto. La primera es si va a mantener el subsidio en el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles. Si no se hace nada con ese fondo, el déficit va a llegar hasta 35 billones de pesos al final del año. 

La segunda decisión es qué hará con respecto a la inflación. Los precios de los insumos y alimentos vienen subiendo, hay una crisis de los contenedores desde el covid-19 y tanto Petro como Hernández han dicho que para luchar contra la inflación subirían los aranceles. Eso, en lugar de promover la producción doméstica, subiría los precios. Es lo que sugiere la economía. 

Y la tercera decisión que debe tomar el próximo presidente es qué va a hacer con la junta directiva de Ecopetrol. El gobierno Duque extendió el periodo de la junta de Ecopetrol por dos años más, una decisión que merece muchas críticas. Su reemplazo debe tomar una decisión frente a esto y le va a mandar una señal a los mercados sobre cómo pretende mantener la gobernanza de la compañía estatal más grande del país.

CAMBIO: ¿Cómo cambiaría eso dependiendo del triunfo de uno u otro?

S.G.: En mi criterio, si el ganador es Petro, en su primer día mantiene los subsidios, sube los aranceles y cambia totalmente la directiva de Ecopetrol. Eso genera un temor muy grande en los mercados sobre cuál puede ser el futuro de la estabilidad económica con la que el país se va a manejar de ahora en adelante. 

Cambio: ¿Y si Hernández gana?

S.G.: Creo que en el primer día Hernández va a hacer lo mismo que Petro en lo relacionado a los subsidios del Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles y los aranceles. Pero creo que sobre la junta de Ecopetrol no habría cambios. Los mercados internacionales es probable que vean las movidas de Hernández con menos suspicacias que lo harían con las de Petro.

 
CAMBIO: Desde su percepción, si alguien llega con interés de invertir en Colombia, ¿quién genera más confianza: Petro o Hernández?

S.G.: Un inversionista va a estar buscando un gobierno que tenga una estabilidad macroeconómica en el mediano plazo y que sea coherente. En ese sentido, cuando se mira y analiza el plan de expansión fiscal de Gustavo Petro, que incluye tener al Estado como empleador de último recurso, expandir los subsidios de ingreso solidario y programas para el adulto mayor, pues los inversionistas se preguntarán cómo va a pagar todo eso. Y la respuesta que han dado en la campaña de Petro es que cobrarán impuestos a los 4.000 colombianos más ricos y también obligarán a las empresas a pagar una parte de sus utilidades como dividendos. Eso generaría ciertos ingresos. Sin embargo, sus posturas sobre la exploración de petróleo y tener al Estado como comprador de carbón provocarían un déficit fiscal no solo a corto plazo sino que se profundizaría a mediano plazo. Ahí se generarían mayores presiones fiscales para el momento en que los bonos de Colombia se venzan. Eso causaría mucha desconfianza en la capacidad de Colombia de seguir cumpliendo con sus obligaciones de deuda. 

CAMBIO: ¿Cuál es la propuesta más arriesgada que identifica en ambos?

S.G.: Yo creo que los dos tienen propuestas muy arriesgadas. La de Petro de eliminar la exploración de petróleo es muy arriesgada porque tiene un impacto fiscal a mediano plazo y el petróleo es hoy nuestra principal exportación. Sustituir esto con servicios como el turismo o la inversión extranjera directa en infraestructura se va a demorar mucho más que lo que Petro sugiere. 

De Rodolfo me preocupan varias cosas. En principio su propuesta de reducir el IVA a un impuesto de consumo sería contraproducente porque subiría impuestos. No es enteramente honesto decir que va a bajar impuestos cuando impone un impuesto que no es deducible y reduce un impuesto que sí es deducible. Lo segundo es su falta completa de equipo. Petro ha presentado nombres de economistas que piensan diferente a él pero gozan de reconocimiento. En cambio, Hernández solo propuso al superintendente financiero, Jorge Castaño, que es abogado y no economista, como ministro de Hacienda.

Para profundizar

CAMBIO: Se tiene la percepción de que el programa de gobierno de Petro es más robusto y preparado que el de Hernández. ¿Es así o es solo una percepción?

S.G.: Sin duda el programa de Petro es más detallado y tiene una visión coherente del futuro del país. El programa de Rodolfo está lleno de ambigüedades y es vago, salvo algunos detalles que la gente percibe como un distanciamiento de Petro. 

Ninguno de los dos demuestra en su historial de gobernanza como alcaldes que se ciñen a sus programas de gobierno. Por un lado Rodolfo ya dijo que el presidente no está legalmente obligado a cumplir su programa de gobierno. Eso manda un mensaje equivocado. Por otro lado, en la campaña Petro proponen cosas como el tren de Buenaventura a Barranquilla y eso no aparece en su programa de gobierno. Ese es un tema muy importante en términos de gasto y es difícil no cuestionarse qué pasará con esos proyectos que se prometen en campaña pero que no están en su programa. ¿Están o no están? Hernández y Petro dan la percepción de que el programa de gobierno no importa, pero sin duda el programa de este último está más elaborado.

CAMBIO: Según lo dicho, los mercados ven con menos temor una presidencia de Hernández que una de Petro. ¿Qué decisión podría tomar este último de entrada para calmar las aguas?

S.G.: En primer lugar, nombrar a un ministro de Hacienda apenas gane. No es suficiente que se limite a dar un menú de opciones, necesita nombrar uno inmediatamente después de ganar. Segundo, que nombre a un director de Crédito Público, que es un cargo muy importante en el Ministerio de Hacienda y es quien da testimonio de que Petro va a cumplir con los preceptos de la deuda pública colombiana. En tercer lugar, que brinde una garantía de la independencia del Banco de la República. Sobre este punto, Petro, en varias ocasiones durante la campaña, aseguró que imprimiría dinero, que el Banco prestaría la plata y que la emisión era una forma legitima de financiar las cosas. Tiene que abandonar esa postura, cortarla de cabeza, para que los mercados tengan seguridad de que si es presidente no haría eso.