18 Julio 2022

¿De dónde saca Agmeth Escaff sus cuentas sobre el déficit en Colombia?

El representante electo por el Pacto Histórico trinó que Duque recibió un país con un déficit de 14 billones de pesos y lo dejaba con uno de 83 billones de pesos. Ninguna de las dos cifras es cierta.

Agmeth Escaff aprovechó su último fin de semana antes de asumir el cargo como representante a la Cámara en el Congreso de la República para hacer un balance de las cuentas que recibe el presidente electo Gustavo Petro. 

Escaff, que también es del Pacto Histórico, dijo que Duque había recibido un déficit de 14 billones de pesos y lo iba a dejar con uno de 83 billones de pesos. No especificó cuál déficit y el apellido es importante. Si se trata del déficit de cuenta corriente, este tiene en cuenta la balanza comercial y cuánto dinero nos “entregan” otros países e inversionistas para financiarnos. 

Lea también:

Y si hablamos del déficit fiscal, este se basa en las cuentas del Gobierno Nacional Central (que excluye las cuentas de los gobiernos departamentales y municipales) y el Gobierno General. Pero además, está vigilado por el Comité Autónomo de la Regla Fiscal y tiene unas metas específicas para cada año. 

Ninguno de los dos fue de 14 billones de pesos en 2018, ni será de 83 billones de pesos al cierre de 2022 como calculó Salomón Kalmanovitz para el déficit fiscal que según él sería de 6,8 por ciento al finalizar este año.

En una columna de opinión publicada por El Espectador y que sirvió de fuente para el representante Escaff, el ex codirector del Banco de la República calculó que el déficit fiscal sería de 6,8 por ciento en 2022, superior al 5,6 por ciento que proyectó el mismo gobierno.

Pero, además, Kalmanovitz dice que 6,8 puntos porcentuales del PIB son equivalentes a 83 billones de pesos y ahí la cuenta se descuadra. Según los cálculos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el PIB de Colombia cuesta 1.008 billones de pesos, es decir que un punto del producto nacional equivale a 10 billones de pesos y en ese orden de ideas, 6,8 puntos porcentuales serían 68 billones de pesos.

En 2018, las cuentas estaban solucionadas para el gobierno de Iván Duque, que tomó la batuta en los últimos cuatro meses del año. En ese momento, el déficit fiscal fue de 3,1 por ciento del PIB, equivalente a alrededor de 30 billones de pesos, y el déficit de cuenta corriente llegó en ese año a 4,9 por ciento del producto nacional, que correspondía a alrededor de 50 billones de pesos.

Todo eso con un PIB que creció 2,5 por ciento y se seguía recuperando del impacto del paro nacional, el fenómeno de El Niño y la caída del precio del petróleo en 70 por ciento. 

Cuatro años después, se espera que la economía crezca 6,5 por ciento según los cálculos del Ministerio de Hacienda, que también tasa para este año un déficit de cuenta corriente de 4,5 por ciento -alrededor de 50 billones de pesos- y un déficit fiscal de 5,6 por ciento del PIB -alrededor de 60 billones de pesos-.

Por el momento, las cifras que se tienen de la economía son un déficit de cuenta corriente de 6,4 por ciento en el primer trimestre del año, es decir un faltante con el mundo de 70 billones de pesos, sobre un crecimiento económico de 8,5 por ciento en el primer trimestre.

Como ñapa, la deuda externa del país, es decir, cuánto le debe el país tanto en el sector público como en el privado al mundo, era del 39,6 por ciento del PIB en 2018; en el primer trimestre de 2022 fue de 49,4 por ciento.