19 Octubre 2022

Dólar por las nubes: ¿En qué afecta a su bolsillo a subida de esta divisa?

Crédito: Colprensa

El precio del dólar ha superado sus máximos históricos en las últimas horas y, aunque tiene un gran impacto en las macrofinanzas, también perjudica el bolsillo de cualquier colombiano de a pie. ¿En qué aspectos?

El dólar no para de romper topes históricos en las últimas horas en Colombia. Este 20 de octubre, la divisa estadounidense superó en algún momento de la negociación los $4.900, el dato más alto registrado y parece que llegar a los cinco mil pesos no es nada improbable.

En medio de esta preocupante situación de devaluación del peso colombiano, son muchos los actores económicos los que se ven afectados, como las empresas, el Estado y el comercio. Pero también los consumidores no están exentos al impacto de tener un dólar tan alto y en CAMBIO le contamos en qué aspectos lo puede golpear más esta coyuntura.

Importaciones, compras por internet y tecnología

Según explicó en diálogo con CAMBIO el especialista e investigador de mercados de Corficolombiana, Diego Gómez, la subida del precio del dólar conduce a una mayor inflación vía pass-through. Es decir, "el encarecimiento de los insumos importados se refleja en un mayor precio de los bienes en pesos en nuestra economía. Así mismo, los bienes de consumo que importamos directamente se encarecen".

Por su parte, Alfredo Barragán, especialista en banca de la Universidad de los Andes, señaló que "muchos productos que son importados o comprados a través de las páginas de internet" se ven afectados por el aumento del precio del dólar.

Por ejemplo, si usted quiere comprar por Amazon unos audífonos deportivos que valen 10 dólares, entre más se devalúe el peso colombiano más dinero necesitará para adquirirlos. Lo mismo sucede con otros bienes como la ropa o algunos alimentos.

Igualmente pasa en servicios como suscripciones a plataformas o cursos en línea que generalmente se cobran en dólares.

Otro de los campos que sufren el impacto del alza del dólar es el de la compra de tecnología. La mayoría de este tipo de productos como computadores, celulares inteligentes, tabletas, auriculares, cámaras y demás, son importados, por lo que el costo está lejos de bajar.

Si está pensando en cambiar su smartphone por uno más moderno, tal vez no sea un buen momento.

Deudas en dólares

El investigador Gómez aclara que con la escalada de la divisa estadounidense también se produce un encarecimiento de la deuda externa del país, "lo que nos obliga a personas y empresas a pagar más impuestos mañana para cubrir la misma deuda".

Además, Barragán señala que otro de los campos más afectados con la subida del dólar son las deudas que se tengan en esta divisa, las cuales inevitablemente se vuelven más caras y difíciles de pagar.

Una de las más comunes son las tarjetas de crédito. Muchas de ellas tienen una deuda en pesos y otra en dólares. Esta última corresponde a las compras que se hagan en esta moneda, ya sea en internet o algún viaje internacional.

Igualmente, si alguna persona se endeudó en dólares, por ejemplo, para estudiar en el exterior, su bolsillo sufrirá más en la medida en que el dólar sigue subiendo a los niveles historicos de hoy.

Carros y autopartes

Así como no es el momento ideal para comprar tecnología, tampoco lo es para comprar carro nuevo.

El alza en el precio del dólar ha encarecido los automóviles cero kilómetros debido a que son bienes importados. Por ejemplo, hoy en día los carros nuevos más baratos que se pueden adquirir en el mercado nacional no bajan de los 50 millones de pesos.

Por el lado de los repuestos la situación es parecida. Si usted busca autopartes importadas tendrá que alistar el bolsillo para pagar mucho más.

Viajar y emigrar se hace más costoso

El analista Barragán destaca que viajar a países que no tengan una devaluación más alta que la de Colombia se hace mucho más costoso con un dólar bordeando los $4.900. Tanto los tiquetes como la estadía y los gastos para mantenerse en otro país se hacen cada vez más inalcanzables.

Asimismo, para las personas que deben mantener a un familiar radicado en el exterior, como por ejemplo padres con hijos estudiando en otros países, la situación se complica con un peso colombiano valiendo cada vez menos respecto al dólar estadounidense. 

¿Y los que se benefician?

Aunque en general un dólar alto no es conveniente para la mayoría, sí existen algunos sectores que se benefician frente a esta situación.

Por ejemplo, las empresas dedicadas a la exportación verán incrementados sus ingresos al recibir sus pagos en dólares. Aunque tampoco se libran por completo, pues también pueden necesitar importar insumos o tecnología para su correcto funcionamiento.

Lo mismo pasa con aquellas personas que reciben remesas del exterior. Si bien la tasa de cambio juega a su favor, la alta inflación en Colombia los afecta igual que a los que no tienen ingresos de este tipo.