26 Mayo 2022

El empleo sin contrato no vale

Detrás de la cifra de desempleo que entrega periódicamente el DANE en Colombia (12,1% en marzo de 2022), existe un dato que pasa sin mayores análisis pero que muestra uno de los mayores problemas del trabajo formal en el país: la falta de legalidad en las relaciones laborales.

Según la Escuela Nacional Sindical, en 2021 dos de cada tres contratos laborales en Colombia eran a término indefinido, lo cual contribuye con la inestabilidad en el trabajo. Y peor aún, el último reporte sobre empleo del DANE encontró que 8% de las personas
empleadas tienen relaciones contractuales ilegales.

Es parte de la responsabilidad empresarial ofrecer las mejores condiciones laborales y la forma de lograrlo es mediante un contrato de trabajo. Por el contrario, vincular trabajadores sin este documento expone a la organización a la ilegalidad, acarrea duras
sanciones y dificulta la buena relación laboral.

Según Siigo, uno de los prestadores del servicio de nómina electrónica más reconocidos en el país, “un contrato de trabajo es un acuerdo legal que se establece entre dos partes: la empresa y el empleado, y su objetivo principal es asegurar que la relación laboral se va a desarrollar teniendo en cuenta los derechos y deberes de los involucrados”.

Además, este documento permite definir con claridad las tareas que debe realizar el empleado y las condiciones de las mismas. Al firmarlo, el trabajador acepta estas condiciones y el empleador se compromete a cumplir con sus obligaciones laborales.

En términos generales, lo ideal es que estos acuerdos legales detallen de forma muy precisa aspectos como duración del contrato, salario y prestaciones, horarios de trabajo, fechas y formas de pago, lugar en que se llevarán a cabo las labores, obligaciones y
sanciones, razones para dar por terminada la relación laboral… Cuanto más detallado sea el compromiso de las partes, menos espacio habrá para confusiones.

nómina contrato dos

Sin contrato, ni pío

“Aunque es una práctica que no debería existir, algunos empresarios deciden vincular empleados sin contrato laboral. Esto con el fin de ahorrar en el pago de la nómina, la cual incluye el salario básico, horas extras, auxilio de transporte, entre otros conceptos. Estos
empresarios también dejan de cumplir con el pago de impuestos, los aportes parafiscales y las prestaciones sociales”, explica Siigo.

Y las sanciones por no cumplir los derechos legales de un empleado son graves. Por ejemplo, si no se pagan correctamente las prestaciones sociales y parafiscales –una de las principales consecuencias de no suscribir contratos laborales–, o por omitir primas y
liquidaciones, la norma colombiana contempla multas que podrían incluso desestabilizar
las finanzas de la empresa castigada.

Estas situaciones van en detrimento de la calidad del trabajo en Colombia, y contribuyen con el malestar de los empleados y sus familias. Por eso, evitarlas es importante, y para esto una herramienta fundamental es la utilización de un software de nómina electrónica.

“Al liquidar la nómina con estos sistemas, se realizan de forma ágil tareas como calcular de forma exacta los sueldos y prestaciones de los empleados, evitando errores y retrasos; generar en segundos los reportes para la Unidad de Gestión de Pensiones y Parafiscales
UGPP y la DIAN; enviar automáticamente los comprobantes a los empleados, para que siempre estén informados y puedan resolver a tiempo cualquier inconsistencia; y automatizar procesos para que, por ejemplo, solo sea necesario ingresar una vez las novedades que se repitan cada mes”, explica Siigo.

El contrato laboral es un requisito indispensable para establecer relaciones armónicas con los empleados, respetar sus derechos y asegurar el buen funcionamiento del negocio. La ilegalidad en la relación no debería presentarse bajo ninguna circunstancia, no solo
porque constituye un acto ilegal, sino porque implica aprovecharse de quienes buscan una oportunidad laboral para solventar sus necesidades económicas.