14 Junio 2022

El Gobierno es optimista con sus cuentas

En la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo, el ministro de Hacienda reveló que los cálculos de PIB y los del precio del dólar y el petróleo para este año ahora son más altos, mientras que el déficit fiscal será menor al límite calculado por el Comité Autónomo de la Regla Fiscal.

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público presentó el último Marco Fiscal de Mediano Plazo del gobierno de Iván Duque con expectativas más optimistas sobre el desempeño de la economía.

Según esta hoja de ruta, el PIB colombiano crecería 6,5 por ciento este año, una mejora de 1,5 puntos porcentuales frente al pronóstico presentado en febrero en el Plan Financiero. Este desempeño estaría impulsado por “un muy buen dinamismo de comercio, manufacturas y actividades artísticas, que explicarían en gran parte el aumento de la proyección de PIB; también el consumo privado, que se asocia al dinamismo en las cifras de empleo”, señaló el ministro José Manuel Restrepo.

En ese sentido, Restrepo destacó que la brecha del producto se cerraría en 2024, pero en 2023 sería de 0,1 por ciento. La inversión privada también impulsará este dinamismo, pues repunta por cuenta de las mayores compras en maquinaria. 

El ministro de Hacienda destacó que así “se materializará una recuperación económica más rápida y profunda que en otras oportunidades: nos demoraremos siete trimestres consecutivos versus 16 trimestres de la crisis anterior”.

Así las cosas, Colombia cerraría 2022 con un desempeño de su PIB cerca de la senda de crecimiento que tendría el país sin pandemia. La distancia es solo de 1,6 puntos porcentuales.

Por otro lado, el ministro Restrepo señaló que el cálculo del precio promedio del petróleo para este año subió en 30 dólares por barril de Brent; es decir, ahora el país espera recibir 100 dólares por barril de petróleo en promedio durante todo el año. Esto se acompaña de un incremento de 100 pesos en la tasa de cambio, que ya no sería de 3.823 pesos sino de 3.924 pesos.

Bajan las deudas

Con estos mayores ingresos, sumados a un incremento de 19 billones de pesos en el recaudo tributario esperado, que ahora sería de 202,4 billones de pesos, el déficit fiscal sería de 5,6 por ciento del PIB. 

Este resultado del déficit fiscal sería 0,6 puntos porcentuales inferior al límite máximo de déficit fiscal que podría tener el país este año, según los cálculos del Comité Autónomo de Regla Fiscal, que había señalado que este faltante podría ser de máximo 6,2 por ciento. 

“Eso significa que el esfuerzo que hemos venido realizando será de 1,5 por ciento, por lo que entre 2021 y 2022 habremos hecho un esfuerzo fiscal de 3 puntos porcentuales del PIB, acompañados del mayor dinamismo de la economía”; señaló Restrepo.

Además, el balance primario volvería a reportar superávit en 2023, acompañado de un déficit fiscal de 3,6 por ciento en ese año, dos años antes de lo previsto inicialmente ante el impacto de la pandemia del covid-19. 

En cuanto al déficit de cuenta corriente, Restrepo señaló que también sería inferior a lo calculado con anterioridad, en parte por la mayor exportación de servicios como el turismo.

El ministro destacó que la mayor fuente de financiación será la inversión extranjera directa, con el 86,4 por ciento.