28 Diciembre 2022

En enero también subirán los textiles

Crédito: Imagen: Colprensa

Los ministros de Hacienda y de Comercio firmaron el decreto que eleva a 40 por ciento el arancel para la importación de textiles. Están excluidos los países con los que hay TLC y los tejidos de punto. ¿Aumentará el contrabando?

Desde el próximo 7 de enero de 2023 empezará a regir en Colombia un nuevo arancel a la importación de textiles provenientes de los países con los que Colombia no tenga un acuerdo comercial. El impuesto, como lo había prometido el presidente Gustavo Petro en los primeros días de noviembre, será de 40 por ciento. 

Según el decreto firmado por el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, y el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña, la medida aplicará para todos los textiles, excepto los de tejido de punto, sin tener en cuenta el peso de la mercancía importada. 

En el caso de los textiles que ingresen al país mediante zonas francas, el impuesto se aplicará tan pronto como la mercancía salga de esas zonas para distribuirse al resto del país. La medida incluye a los textiles que utilizan como materia prima las maquilas nacionales, lo cual aumentará el precio de producción para estas empresas. 

Germán Umaña, ministro de Comercio, dijo: “Esta no solo es una de las promesas del presidente Petro que estamos cumpliendo; se hacía necesario impulsar un equilibrio en el comercio internacional, una mayor generación de valor agregado, de competitividad, un impulso al empleo, en especial para las mujeres y a la productividad de la industria nacional de confecciones”. 

Esos fueron los mismos argumentos que utilizó el Comité de Asuntos Aduaneros, Arancelarios y de Comercio Exterior para aprobar la medida, pese a las advertencias de diferentes sectores por los mayores costos que generará y el riesgo de nuevas demandas contra Colombia ante la Organización Mundial del Comercio. 

El decreto del nuevo Gobierno reemplaza la medida que firmó el gobierno de Iván Duque en 2021 y que estaría vigente hasta 2023. El decreto del nuevo Gobierno reemplaza la medida que firmó el gobierno de Iván Duque en 2021 y que estaría vigente hasta 2023. La medida imponía un arancel de alrededor de 38 por ciento, dependiendo del peso de la mercancía importada y el país de procedencia.

Cuando el presidente Petro prometió el arancel de 40 por ciento, Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), le dijo a CAMBIO que el decreto sería un golpe a los importadores formales que ya están lidiando con la alta tasa de cambio y el IVA del 19 por ciento, y que una medida de este tipo contribuiría a darle alas a la economía ilegal. “El margen para la economía ilegal y el contrabando es altísimo. No hay manera de que los formales puedan competir con ese margen y no se protege realmente la industria nacional”, advirtió Díaz en su momento.