3 Noviembre 2022

Fracasó el último intento de revivir el impuesto a las megapensiones

Crédito: Foto ilustración: Yamith Mariño

Como quien no quiere la cosa, y por encima de lo ya acordado en días pasados, el Gobierno de Gustavo Petro avaló una proposición de última hora, presentada por la representante Katherine Miranda, de incluir en la reforma tributaria un impuesto a las pensiones altas.

Por: Juliana Ramírez

Hoy, 3 de noviembre, en la continuación del debate de la reforma tributaria en la Cámara de Representantes, la representante del partido Alianza Verde Katherine Miranda presentó una proposición –con el aval del Gobierno– para revivir el impuesto a las megapensiones, que se consideraba olvidado.

El Partido Liberal solicitó inmediatamente que se respetaran los acuerdos, mientras que el representante conservador Wadith Manzur aseguró: “No voy a permitir que pasen este mico que toca las pensiones de los colombianos”. No las de todos, por supuesto, sino las de los que más reciben.

El último intento

El pasado 25 de octubre, el mismo jefe de Estado había asegurado, a través de su cuenta de Twitter, que después de una reunión con los ponentes de la reforma, había desistido de poner impuestos a las pensiones altas. Este aspecto era uno de los inamovibles del Partido Liberal.


Sin embargo, hoy a las 9:13 de la mañana, la representante Katherine Miranda sorprendió a todos con una proposición que modificaba el artículo 2 de la tributaria para revivir el impuesto a las megapensiones. La polémica se desató por cuenta de que el papel tenía la firma del ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo. CAMBIO conoció que, a pesar de los acuerdos, Petro no vio inconvenientes en que el tema reviviera.

pensiones


Cuando se iba a votar en bloque con tres artículos más que también tenían proposiciones avaladas, la protesta unificada de los representantes liberales, conservadores y del Centro Democrático fue unánime. El resultado: la proposición fue eliminada.

¿Por qué querían gravarlas?

Según Colpensiones, en el sistema público hay 16.130 personas con mesadas de más de 10 millones de pesos que suman 2,7 billones de pesos al año, mientras en las administradoras de fondos de pensiones solo hay 700 colombianos con más de 10 millones de pesos mensuales.  Fedesarrollo calcula que el 73,1 por ciento de los subsidios pensionales terminan en las cuentas del 40 por ciento de colombianos con mayores ingresos.

Kevin Hartmann, experto en pensiones, indicó que las exenciones a las pensiones altas crea una casta de privilegiados dentro de las personas cuyo ingreso es superior a los 10 millones de pesos que no está justificada. “¿Por qué un trabajador que gana 6 millones de pesos debe pagar impuesto de renta mientras que un pensionado que gana 20 millones de pesos no?”, cuestionó Hartman.


El impuesto a las megapensiones era uno de los aspectos más progresivos de la reforma tributaria del Gobierno de Petro. El impuesto sobre la renta se basa en el principio básico, según el cual pagan más quienes reciben más con el fin de ayudarles a los que menos reciben. 

 “Ese impuesto habría corregido un error histórico que hemos tenido en Colombia al hacer que esos pensionados (los de pensiones más altas) cumplan con sus obligaciones ciudadanas (pago de impuestos) como miembros de un Estado. Eximirlos de esas obligaciones no está justificado bajo ninguna circunstancia. Esa es la visión de todas las democracias serias del mundo”, concluyó Hartmann.