15 Diciembre 2022

¡Hubo acuerdo! Salario mínimo subirá 16 por ciento para 2023

Crédito: Foto:cortesía

Después de 15 días de reuniones entre trabajadores, empresarios y Gobierno, se llegó a un acuerdo que fue anunciado hoy por el presidente Gustavo Petro.

Por: Juliana Ramírez

Por primera vez en la negociación del salario mínimo, las centrales obreras fueron escuchadas por encima de los gremios. Sin embargo, en medio de una inflación y una productividad que suman 13,77 por ciento, no fue fácil llegar a una concertación en la mesa tripartita entre trabajadores, empresarios y Gobierno nacional.

Para 2023 el salario mínimo legal mensual vigente de los colombianos subirá 16 por ciento, es decir, que el pago mensual quedará en 1.160.000 pesos, mientras el subsidio de transporte aumentará 20 por ciento, por lo que quedará en 140.000 pesos, para un total de 1.300.000 pesos mensuales para quienes devengan el salario mínimo.

El año pasado el gobierno de Iván Duque aprobó vía decreto un incremento de 10,07 por ciento para 2022, que dejó el salario mínimo en un millón de pesos. El aumento que se concertó este jueves de 16 por ciento no se veía desde 1999, en el gobierno de Andrés Pastrana.

El presidente de la república, Gustavo Petro, aseguró que espera que "el incremento recupere el poder de compra que se ha perdido por la inflación y nos permita, además, hacer saltar la demanda interna en Colombia en sus sectores más vulnerables, de tal manera que podamos corregir el crecimiento del hambre".

La ministra de Trabajo, Gloria Ramírez, agregó que el acuerdo es histórico "porque por primera vez nos hemos centrado en políticas para proteger el poder adquisitivo del salario. Hemos tomado como base la inflación de los pobres, es decir, 14,4 por ciento porque es ahí donde más impacto ha habido. Esto irá acompañado de la desindexación de bienes y servicios. Mañana saldrá un primer decreto con 50 actividades que no dependerán del salario mínimo".

La jefe de cartera explicó que en la mesa de concertación también se acordó rebajar tarifas de energía, como lo viene haciendo el Ministerio de Minas y Energía; implementar mecanismos a través de plataformas digitales reguladas para compra de tecnologías y reglamentación de buenas prácticas en la cadena de comercialización de medicamentos y se revisará la fórmula con la cual se calcula la tasa de usura en el país.

Adicionalmente, empresarios y centrales obreras acordaron empezar a trabajar para que se disminuya la cotización a salud del 12 al 10 por ciento de los pensionados que reciben entre dos y tres salarios mínimos. "El diálogo como instrumento es fundamental, tenemos que seguir construyendo en la diferencia por el bien del país", concluyó Ramírez.

Al principio de la negociación,  la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) había propuesto un incremento del 20 por ciento con el argumento de mantener el poder adquisitivo de los colombianos. Por su parte, los empresarios, sin presentar una cifra concreta, se mantuvieron en la posición de que, "ante la escalada inflacionaria, el aumento del salario mínimo no puede terminar castigando a los colombianos".

Este jueves, Francisco Maltés, presidente de la CUT, aseguró que "el acuerdo logrado el día de hoy, sobre salario mínimo y otras medidas de política económica, muestran que sí es posible la solución mediante el diálogo y la concertación de las diferencias entre los colombianos".

Por su parte, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, dijo que "para Colombia, que ha tenido tanta polarización, es importante ver que diferentes sectores de la economía y la sociedad pueden ponerse de acuerdo. Nos sentimos satisfechos y contentos. El hecho de que la inflación para los hogares de ingresos bajos haya sido tan alta y tuviera un peso tan grande en los alimentos, era importante tenerlo en cuenta".

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, había alertado que el próximo año habría un incremento de 40 por ciento en los costos laborales no solo por el aumento del salario mínimo, sino también por la entrada en vigencia de la reducción de la jornada semanal de trabajo y la reforma laboral anunciada por el Gobierno.