31 Octubre 2022

La historia detrás de la elección del presidente de la junta de Ecopetrol quien duró 24 horas

'El Reporte Coronell' revela detalles de la elección y posterior remoción en menos de 24 horas del exministro Carlos Gustavo Cano en la presidencia de la junta directiva de Ecopetrol.

Los nuevos miembros de la junta directiva de Ecopetrol, postulados por el ministro José Antonio Ocampo, fueron elegidos el pasado 24 de octubre, en asamblea extraordinaria de accionistas.

Lo usual es que el primer día de la sesión se conformen los seis comités de apoyo de la junta y, al otro día, se escojan el presidente y el vicepresidente.

Sin embargo, la decisión crucial no era ninguna de esas dos sino la formalización de una decisión que habían tomado el presidente Gustavo Petro y el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo: Esa decisión consistía en la ratificación del presidente ejecutivo de Ecopetrol, Felipe Bayón Pardo.

Una decisión que no era fácil porque para muchos al interior del gobierno significaba continuar la política de la administración de Iván Duque en el manejo de la principal empresa del país. El ministro José Antonio Ocampo lo percibe de otra manera.

Para Ocampo, la continuidad de Bayón era una señal de tranquilidad en Ecopetrol y de estabilidad en los mercados. Él convenció al presidente Petro de la efectividad de esa difícil decisión teniendo en cuenta las críticas que ha recibido por sus declaraciones sobre política energética y petrolera. 

La junta del jueves terminó ratificando al presidente ejecutivo Felipe Bayón, nombrando en propiedad a la vicepresidenta corporativa y secretaria general María Paula Camacho y escogiendo los 6 comités de apoyo.

A los miembros les sobró tiempo de más…

Sentados alrededor de la mesa, y ya entrados en gastos, el doctor Luis Santiago Perdomo, quien llegó a la junta por postulación del entonces ministro Alberto Carrasquilla, tomó la palabra y sugirió un nombre para presidir la junta.

Se trataba de Carlos Gustavo Cano. Perdomo señaló que es el más antiguo miembro de la junta. Destacó su experiencia como ministro y miembro de la junta del Banco de la República.

Según detalla El Reporte Coronell, los demás miembros se miraron entre sí, cinco de los nueve eran nuevos y asistían a su primera junta.

Después de la generosa apología a Cano, terminaron votando para que él fuera elegido presidente de la junta directiva de Ecopetrol.
Hacia las siete de la noche se supo la noticia: la elección de un uribista como presidente de la junta directiva.

En los círculos especializados los anuncios cayeron bien porque se vieron como una señal de respeto del gobierno por la independencia de la empresa número uno de Colombia.

Sin embargo, al presidente Petro, que sentía que ya había cedido suficiente, no le gustó la elección de Cano y le ordenó al ministro Ocampo desmontarla a la mayor brevedad.

Esa conversación sigue siendo un misterio. Pero el ministro Ocampo, al otro día, emitió un pronunciamiento confuso: “Ayer se anunció prematuramente una decisión y hoy se anunció lo que se había decidido en esa junta, y además hay que recordar que la junta la preside alguien que haya elegido el gobierno de turno”. 

La junta acordó que las decisiones que se tomaran ese día solo serían comunicadas al final de la sesión, a las siete de la noche, para no afectar los mercados.

Pero el doctor Carlos Gustavo Cano desde esa misma mesa envió un mensaje por chat que decía que fue destituido en menos de 24 horas por decisión del presidente Petro.

Seguramente todo habría sido más fácil si durante la junta hubieran dicho que tenían otra postulación.

El resultado habría sido el mismo, la elección de Saúl Kattan como presidente de la junta, porque el gobierno tiene la mayoría, pero se habrían evitado el ruido que deja innecesarias heridas en varios miembros de la junta.