9 Enero 2023

Las cuentas de las pensiones: Colpensiones versus las AFP

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

Mientras el país espera el proyecto definitivo de reforma pensional que llegará al Congreso, se conocen otras propuestas para mantener el ahorro y cerrar el hueco de Colpensiones.

El 2023 promete ser un año de grandes reformas según los planes del gobierno. Entre sus proyectos está el de la reforma pensional para aumentar la cobertura y la calidad del sistema.

Hoy, el régimen de prima media que administra Colpensiones opera con un faltante cercano a los 18 billones de pesos que paga el presupuesto general de la Nación, porque los aportes de los cotizantes no son suficientes para pagar las mesadas pensionales. Eso impide que la entidad pueda ahorrar y generar rentabilidades para asegurar el futuro de los próximos jubilados. 

En el régimen de ahorro individual con solidaridad (RAIS) que manejan las administradoras de fondos de pensiones (AFP), cada cotizante tiene una cuenta de ahorro cuyos recursos se invierten según un perfil de riesgo para generar una rentabilidad, que depende de los vaivenes de los mercados y que se entregará en el futuro a los jubilados. Este sistema apenas está cerca de los 30 años, por lo que la mayoría de sus cotizantes son jóvenes todavía y tiene pocos jubilados. Pero se cobran seguros y comisiones que, según los expertos, requieren mejoras. 

Según el reporte mensual de la Superintendencia Financiera, en octubre de 2022 “los recursos administrados por los fondos de pensiones y cesantías del RAIS y del Régimen de Prima Media (RPM) ascendieron a 384,8 billones de pesos”. 

Ese monto se distribuía en 373,1 billones de pesos administrados por el RAIS y 11,8 billones de pesos estaban en el régimen de prima media, sin incluir el programa de Beneficios Económicos Periódicos (BEPS), que entrega un subsidio de 30 por ciento sobre el monto ahorrado a quienes no cotizaron a su pensión o no alcanzaron el monto mínimo y fueron trasladados a este sistema o al ser informales solo ahorraron al menos 50.000 pesos mensuales.

La propuesta del Gobierno

El Ministerio de Trabajo presentó en noviembre una idea reforma con la que empezó una serie de reuniones de negociación para construir el proyecto de ley que presentará este año al Congreso de la República. 

En su propuesta, se plantea un sistema de pilares como el que el Banco Mundial propuso en su momento. Este modelo haría que todos los trabajadores coticen hasta cierto nivel de ingreso en un pilar público o común y de allí en adelante, sus aportes se destinen a una cuenta individual, lo que eliminaría la competencia entre regímenes para que estos sean complementarios.

Para Colombia, la propuesta del gobierno es que los trabajadores formales que reciben hasta cuatro salarios mínimos coticen en Colpensiones, la administradora del RPM. Eso corresponde a cerca del 90 por ciento de esa población. Quienes reciben más de ese ingreso, podrían hacer aportes voluntarios a una AFP para complementar su ahorro. 

Según los cálculos del ministerio, eso le daría a Colpensiones 24,7 billones de pesos anuales, con los que se cubrirían los 18,4 billones de pesos que la entidad recibe del presupuesto general de la Nación y el pago de medio salario mínimo a 1,7 millones de adultos mayores que hoy no tienen pensión.

Y lo que ha dicho el presidente Gustavo Petro es que esos recursos liberados del presupuesto general, en lugar de ahorrarse o adelantar pago de deuda para garantizar los recursos de los próximos años en los que habrá más población en edad de retiro que jóvenes trabajadores, se destinará a gasto de, por ejemplo, infraestructura como su promesa del tren eléctrico de Buenaventura a Santa Marta.

Pero desde el Ministerio de Hacienda han advertido que el ahorro pensional es importante para el balance macroeconómico del país y que es en ese punto en el que le meterán mano a la reforma pensional, pues si bien reconocen que el sistema pensional necesita mejoras en cobertura, calidad y administración, también advierten de la importancia del ahorro y la inversión para el país.

Otras alternativas

Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, el gremio de las AFP, dijo en una de las reuniones sobre la reforma pensional que “la drástica transición demográfica reduce los recursos de financiamiento e incrementa los costos de un creciente número de pensionados y por ello, los sistemas de reparto puro (como el que hoy administra Colpensiones) se ven obligados a reducir los beneficios”.  

Con ese argumento, Montenegro advirtió que tal como está sucediendo en otros países como China y Holanda, el país necesita “cuidar y crecer” sus ahorros pensionales. De lo contrario, el país tendría que “reducir la pensión máxima y aumentar los aportes o aumentar el monto de las cotizaciones, como se ha visto en otros países”.

La propuesta del gremio también es de pilares. El primero sería uno universal que garantice un ingreso a los adultos mayores en pobreza, pero con recursos del presupuesto y no de las cotizaciones. En el segundo, los trabajadores podrían seguir eligiendo si entregan sus ahorros a una administradora privada o a una pública y el tercer componente sería la mejora y fortalecimiento de los BEPS.

Por su parte, el exviceministro de Trabajo Mauricio Olivera destacó que la reforma pensional no debe tratarse únicamente de quién entrega más dinero, si Colpensiones o las AFP. También es necesario aumentar el número de cotizantes en el sistema, pues hoy solo participan los trabajadores formales, que según el Dane son cerca del 45 por ciento de los empleados. 

Además, destacó Olivera, es necesario revisar el cobro de comisiones por parte de las AFP para que sea más transparente y para que, como funciona en otros países como Chile, la competencia por los afiliados también se base en el cobro de las comisiones: quien ofrece un mejor cobro de comisión, obtiene más afiliación.

El próximo 18 de enero se reanudarán las mesas de diálogo de la reforma pensional con el Gobierno, en las que diferentes expertos y gremios esperan que se acojan sus preocupaciones, propuestas y alternativas para dicha reforma.