10 Noviembre 2022

Las cuentas difíciles del cobro adicional del Icetex

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

El Icetex anunció que no cobrará tasa de interés, pero el cálculo no es tan sencillo. Sí habrá un cobro para los nuevos créditos.

Esta semana la noticia del no cobro de intereses en los nuevos créditos del Icetex corrió como pólvora y poco se habló de la condición que tendrán estos créditos: se les cobrará la inflación. Es decir, la tasa de interés real será de cero, pero sí se hará un cobro adicional para estos créditos. 

Mauricio Toro, presidente de Icetex, explica que hoy en los créditos de corto y mediano plazo, durante los cinco años de estudio de los jóvenes “se van acumulando y capitalizando los intereses” del crédito al que accedieron, lo que les lleva a deber mucho más del dinero que les prestaron para pagar sus matrículas pues, en promedio, las tasas de interés son de 7,5 por ciento más la inflación.

Pero a partir de la aprobación de la reforma tributaria, la historia sería diferente. El proyecto de ley, que sigue en proceso de conciliación porque se aprobó con diferencias en el Senado y en la Cámara de Representantes, se añadió una contribución de las universidades al Icetex, que es la que permitirá que los nuevos créditos y desembolsos tengan una tasa de interés a la que solo se le aplique la inflación. 

Para profundizar

Según Toro, esta contribución permitirá que las universidades asuman esos 7,5 puntos porcentuales de tasa de interés promedio para los créditos del Icetex, en lugar de los convenios interadministrativos con los que se negocian las menores tasas de interés que aplican hoy. Además, “garantiza que las universidades no aumentarán el valor de la matrícula para estos estudiantes y esto lo vigilará el Ministerio de Educación”.

Sin embargo, durante los años de estudio de los beneficiarios de estos créditos sus saldos sí crecerán, pues se irán actualizando en el tiempo según la inflación. Es decir que, por ejemplo, a octubre esos créditos ya habrían aumentado 12,22 por ciento anual. 

La promesa de tasa real cero ocurre porque este indicador se mide restándole la inflación a las tasas de interés que se cobran, pero con la inflación creciendo a doble dígito, los créditos del Icetex sí tendrán un crecimiento que sentirán los estudiantes cuando deban empezar a pagar.

Además, Toro también advirtió que cuando llegue el periodo de amortización del crédito, es decir cuando el joven se gradúe y tenga que empezar a pagar el crédito, “es otra la historia. Pero lo que engorda muchísimo el crédito es que mientras corren los años en los que el joven está estudiando, les está corriendo una tasa de interés en promedio del 7,5 por ciento más la inflación”.

Para lograr el ajuste anunciado, en la reforma tributaria que sigue en conciliación se aprobó una contribución de parte de las universidades para que asuman la parte de la tasa de interés de los créditos del Icetex que se suma a la inflación para los créditos de corto y mediano plazo. Esta es la razón por la que el director del Icetex también dice que la medida empezará a regir tan pronto como la reforma tributaria sea finalmente aprobada y sancionada por el presidente Petro.