1 Julio 2022

Los más de US$7.000 millones en negocios de energías renovables que vienen en camino

Crédito: Yamith Mariño

Uno de los pilares del gobierno entrante será acelerar la transición energética de Colombia. Los proyectos, además de dejar una matriz energética más limpia y diversificada, atraerán billones de pesos en inversión privada.

Durante los últimos años, la energía de fuentes renovables no convencionales en Colombia pasó de representar 0,6 por ciento de la matriz energética a entre 12 y 14 por ciento. 

Ese cambio incluye dos pilotos de generación de hidrógeno, 20 granjas solares y dos parques eólicos en funcionamiento, otro en construcción y otros tres en proyecto. Para los próximos años, además, se espera poner en marcha proyectos de energía eólica costa afuera y muchos más proyectos de hidrógeno, un combustible que el país espera poder exportar a Europa. 

Según el ministro de Minas y Energía saliente, Diego Mesa, las proyecciones de capacidad instalada en nuevas iniciativas de energía solar traerían inversiones por más de 7.000 millones de dólares en los próximos dos años. 

En el mismo periodo se espera que el país reciba inversiones por más de 1.600 millones de dólares en proyectos eólicos. En particular estas inversiones, así como los cerca de 100 millones de dólares que se espera recibir a 2030 por proyectos eólicos costa afuera, se verían en la costa Caribe, la región con mayor potencial para el desarrollo de generación a base del fuerte viento que golpea a la región en tierra y en el mar.

Por su parte, los proyectos de generación de hidrógeno podrían atraer inversiones por hasta 27.000 millones de dólares durante los próximos años.

Los planes de Ecopetrol

La petrolera estatal ya inició también su plan de transición energética con planes que van desde el entrenamiento de sus empleados en nuevas tecnologías y habilidades para cambiar de sector, plantas de autogeneración, reducción de emisiones de CO2 y la compra de la emblemática ISA. 

Particularmente para ISA, Ecopetrol ya identificó posibilidades de inversiones que superan los 36 billones de pesos, para ejecutar en los próximos ocho años. El 78 por ciento de estas inversiones se destinarían a negocios de transmisión eléctrica y nuevas energías, mientras que otro 20 por ciento se destinará a vías. 

Según Ecopetrol, este nivel de inversiones para los próximos años permitiría que la capacidad de ISA para generar ebitda –el indicador financiero que mide los beneficios brutos de una empresa– aumente notablemente y llegue a los 2,4 billones de dólares anuales en 2030. Y a medida que el ebitda de la empresa crezca, se esperan nuevas inversiones.

Y así como ISA se diversificará, Ecopetrol espera que entre 2022 y 2030 su inversión en capital sea de 1,1 billones de pesos anuales, de los cuales el 8 por ciento correspondería a generación de hidrógeno y 3 por ciento a captura y utilización de carbono.

Estas gestiones le dejarían un ebitda de 2,4 billones de pesos para 2030, de los cuales 2 por ciento serían consecuencia del negocio del hidrógeno; pero este porcentaje se multiplicaría por tres hasta 2040, cuando representaría el 6 por ciento del ebitda.