16 Noviembre 2022

Los mataderos municipales revivirían en las próximas semanas

Crédito: Foto: Colprensa

Según el Dane, en solo un año el precio de la carne y sus derivados ha aumentado 23,69 por ciento.

Por: Juliana Ramírez

Después de las declaraciones del presidente de la república, Gustavo Petro, en relación con el alto precio de la carne, asegurando que “Colombia no puede quedar en manos de un monopolio de frigorífico. Se ha llegado a ese punto porque el Invima acabó con la figura del matadero municipal. Hay que dar vuelta atrás”, CAMBIO conoció que más allá de un anuncio, el Ministerio de Salud está trabajando a toda máquina para expedir en los próximos días un acto administrativo que reviva los llamados mataderos municipales.

Al respecto, José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), afirmó que no existe ese monopolio. “Me hubiera gustado que las plantas de sacrificio que hay en Colombia, sobre todo las plantas de primera, en vez de estar haciendo maquila para terceros, vendieran carne”, indicó.

Lafourie explicó que, en el caso de Bogotá, se consume el 23 por ciento del total del sacrificio nacional, sin embargo, las dos grandes plantas de sacrificio que hay en ella (Guadalupe y BLE) no venden ni comercializan un kilo de carne.

El dirigente gremial está de acuerdo con que existe un asunto de especulación, pero a diferencia de lo que dijo el mandatario, que, estaba relacionado con las exportaciones y el precio internacional, Lafourie le achaca el asunto a la intermediación que denomina “ociosa”.

Por su parte, el ganadero Álvaro Urrea considera que el problema de revivir los mataderos municipales es fitosanitario y ello afectaría a los consumidores, lo que generaría, según él, un problema de salud pública.

No creo que la existencia de los mataderos municipales quiebre a los frigoríficos, pero sí quedan en desventaja porque las exigencias son altas. Bienvenida la competencia, pero en igualdad de condiciones”, aseguró Urrea.

Actualmente, toda la reglamentación de inspección, vigilancia y control de la carne y sus derivados para el consumo humano, además de los requisitos sanitarios y de inocuidad, están registrados en el decreto 1500 de 2007.