9 Junio 2022

No toda la deuda pública es para el siguiente gobierno, como dice Petro

El candidato Gustavo Petro se ha quejado varias veces porque el actual gobierno le está dejando toda la deuda para que la pague.

Como en los demás países del mundo, Colombia hace cada cierto tiempo y según su necesidad los llamados canjes de deuda y otros tipos de transacciones para mejorar su perfil crediticio, cumplir con sus obligaciones e incluso anticiparse a pagos o mejorar condiciones como la tasa de interés. 

De acuerdo con la información de la Dirección del Tesoro Nacional y Crédito Público del Ministerio de Hacienda, al cierre de abril el país tenía una deuda bruta equivalente a 745,9 billones de pesos de los cuales 458,2 billones de pesos correspondían a deuda interna, es decir el 61,44 por ciento del endeudamiento. 

Pero no toda la deuda debe pagarse pronto. En deuda externa el país tiene obligaciones hasta 2050, aunque el mayor monto debería pagarse entre 2022 y 2028, y en la externa, ya tenemos pagos comprometidos hasta 2061 y el monto más grande debería cancelarse entre 2024 y 2031.

Sin embargo, en las condiciones actuales del mundo con tasas de interés bajas también se benefician los países, que pueden mejorar sus perfiles de deuda al hacer canjes. Es decir, se puede emitir deuda con tasas más bajas y a plazos más largos a cambio de la deuda que tiene tasas más altas y más cerca de pagarse. 

Durante este año, la Dirección del Tesoro Nacional y Crédito Público ha ejecutado cuatro canjes de deuda y cinco coberturas cambiarias para mejorar el perfil del país.

En los canjes, en total ha reducido 10,9 billones de pesos en pagos de amortizaciones de deuda que debían pagarse entre 2022 y 2023. Las transacciones se han hecho cambiando títulos TES en pesos y en unidades de valor real (UVR) por títulos de la misma clase, pero que vencen en 2025, 2026, 2029, 2035, 2037 y 2042. 

Esto incluyó también un canje de deuda local con los participantes del Programa de Creadores del Mercado a quienes se les aceptó el 81 por ciento de sus propuestas de canje y así se ahorraron 131.000 millones de pesos en las cuentas nacionales.

Las fechas de estos vencimientos contradicen la queja de Gustavo Petro que hace unos meses, tras uno de los canjes de deuda del gobierno, aseguró que se estaban retrasando los pagos para que el mayor monto quedara entre 2022 y 2026. 

Cuando le llegue el turno a los gobiernos de esos años, también podrán acudir a este mecanismo o, si están disponibles los recursos, podrán pagar anticipadamente como lo hizo el Ministerio de Hacienda este año con un billón de pesos en títulos TES que estaban denominados en UVR y se vencían en 2023, esto le ahorró al país 44.000 millones de pesos.

El tercer mecanismo es el de las coberturas cambiarias en el que el Ministerio de Hacienda utiliza las cláusulas de conversión de moneda incluidas en los contratos de créditos externos para cambiar una deuda de dólares a pesos y así reducir el riesgo de tener que pagar un monto más adelante si la tasa de cambio sube demasiado.

Con las cinco coberturas ejecutadas, el país ha convertido a pesos un total de 1.152 millones de dólares en créditos con multilaterales durante los últimos ocho meses. Este mecanismo también permite tener deuda a una tasa de interés más baja de la que tendría una emisión por el mismo valor pero en títulos TES.