31 Octubre 2022

Por qué bajaría el precio de la papa si Colombia produce más gas

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

La producción de gas tiene un efecto beneficioso, pero poco conocido, en el precio de los alimentos, como la papa. Le explicamos por qué.

La papa, la arracacha, las verduras, las carnes y hasta el huevo han sido protagonistas de una inflación que este año ha revivido los recuerdos del comienzo del siglo, cuando la inflación por encima del 10 por ciento también hizo parte de la crisis. 

En esta oportunidad, según el Dane, para septiembre la inflación anual de alimentos llegó a 26,62 por ciento, más del doble del promedio nacional que fue de 11,44 por ciento. Este comportamiento está impulsado, principalmente, por las frutas frescas con 28,9 por ciento, el arroz con 33,6 por ciento y las papas, entre otros productos agropecuarios. 

Esto se debe, según el Dane, a que Colombia importa la mayoría de los insumos que requiere, como los fertilizantes, herbicidas, buena parte de los concentrados y otros alimentos para los animales. 

En el caso de los cultivos, la guerra entre Rusia y Ucrania y la devaluación del peso frente al dólar han jugado un papel importante para el incremento de los costos, lo que ha llevado a que estos productos sean más costosos. 

Recientemente, el Banco Mundial publicó un estudio en el que advirtió que para los países en desarrollo como Colombia, la devaluación se convirtió en un riesgo más para la seguridad alimentaria. Según el multitaleral, pese a que los precios en dólares de la mayoría de productos básicos han disminuido, “debido a la depreciación monetaria, en casi el 60 por ciento de los mercados emergentes y las economías en desarrollo que importan petróleo aumentaron los precios del petróleo en moneda nacional durante ese período. Asimismo, en casi el 90 por ciento de esas economías, el aumento de los precios del trigo en moneda local fue mayor que el registrado por el dólar estadounidense”. 

Y si los precios de la energía suben, los costos de producir alimentos también lo hacen y las familias de menores ingresos se ven en mayores dificultades para comprar una canasta de alimentos que cumpla con las necesidades de calorías más básicas. 

Por eso, en Colombia, Naturgas el gremio de los productores de gas, ha señalado que el país puede tener una alternativa justamente en la producción de más gas natural. 

Desde agosto, Ecopetrol ha anunciado el hallazgo de tres grandes reservas gasíferas que ahora están en etapa de estudios para evaluar qué tan viable es explotar, transportar y comercializar este producto a todo el país. De cumplirse las condiciones, las reservas del país aumentarían notablemente y según el gremio, mucho de este gas puede utilizarse con propósitos diferentes a generar energía. 

Como lo explica Luz Stella Murgas, presidente de Naturgas, este combustible es clave para la producción de insumos agrícolas como la urea. Si Colombia utiliza parte de su gas para la producción de estos insumos, puede reducir su dependencia de las importaciones y también disminuir el impacto de la devaluación del peso sobre los precios de los alimentos. 

Sin embargo, esta medida no es inmediata. A Colombia le tomará algunos años poder explotar el gas de los nuevos pozos y poner en práctica este plan que además estaría en línea con las promesas del nuevo gobierno.