19 Septiembre 2022

¿Por qué el envío de remesas a Colombia ha aumentado en los últimos meses?

Crédito: Yamith Mariño

A medida que el dólar sube, los hogares que reciben giros del exterior tiene más pesos para gastar.

Los colombianos que reciben remesas de parientes en el exterior tuvieron en mayo de este año 841 millones de dólares, 81 millones de dólares más que en mayo de 2021; una señal de la recuperación económica de los países donde miles de colombianos trabajan para enviar una parte de sus ingresos a sus familias.

De acuerdo con las estadísticas del Banco de la República, el 66 por ciento de las remesas provienen de dos países: Estados Unidos y España, donde también hubo una recuperación de empleos que benefició a los migrantes, entre ellos a los colombianos, que regresaron a sus puestos de trabajo. 

Por ese mismo fenómeno, muchos de ellos vivieron un incremento en sus salarios, y, con ello, sumaron más dólares a los envíos a Colombia.

Esos recursos, que en su gran mayoría llegan a familias de ingresos bajos y medios, son destinados, en un 93,4 por ciento, a gastos en salud, alimentos y educación, los segmentos que suelen priorizar los hogares clasificados como ingresos medios y bajos. 

Los departamentos que más remesas reciben son Valle del Cauca, Cundinamarca, Antioquia y Pereira, que en el primer trimestre del año se embolsillaron 1.293 millones de dólares, 63,2 por ciento del total de remesas de ese periodo. 

Un estudio publicado en 2019 por Aaron Levi Garavito y otros economistas prueba que las remesas tienen un efecto contracíclico ante los cambios del PIB de Colombia. 

Es decir, cuando la economía colombiana tiene problemas, los migrantes intentan mantener el bienestar de su familia enviando remesas que les permitan por lo menos mantener su calidad de vida, incluso cuando ellos mismos enfrentan limitaciones en sus gastos, ya que una parte de su dinero deben enviarlo.

De acuerdo con los datos más recientes del Banco de la República, en julio el país recibió 889.450 millones de dólares en remesas, un incremento de 67.860 millones de dólares con respecto a junio. Durante ese mismo mes, el dólar pasó de una TRM el 30 de junio de 4.127 pesos a una TRM de 4.300 pesos el último día de julio, con un pico de 4.627 pesos.