13 Octubre 2022

Prima de riesgo: qué tan atractiva es Colombia para el mundo

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

Antes de invertir dinero, los fondos internacionales revisan la situación política y económica de cada país, a ver qué tan conveniente o no es poner la plata en ese lugar. ¿En qué situación está Colombia?

Mientras el dólar sigue subiendo, los precios de los bonos de deuda de Colombia tienden a bajar. Eso significa que el país tiene que pagar una tasa de interés más alta por sus deudas y, por lo tanto, tendrá que destinar más recursos al cumplimiento de sus obligaciones. 

Una parte de la tasa de interés a la que Colombia se endeuda depende de lo que está pasando en el mundo, de qué tan altas o bajas están las tasas de interés de otros países similares e incluso de qué tan altas o bajas están las de los países desarrollados, especialmente Estados Unidos, que es utilizado como referencia para el mundo. 

Otra parte de esa tasa de interés a la que se endeuda Colombia depende de la calificación de crédito que tiene el país y de su prima de riesgo, cuyo valor depende –como su nombre lo indica– de qué tan alto es el riesgo de que el país no pague sus deudas. 

Hasta hace relativamente poco, Colombia tenía lo que las calificadoras de riesgo llaman "grado de inversión", y eso hacía que la prima de riesgo del país fuera más bien baja. Según las calificadoras, Colombia tenía en ese momento varias cosas por mejorar, pero iba por buen camino, pues la inflación estaba baja y la deuda se estaba reduciendo. La pandemia cambió el panorama. 

Colombia perdió el grado de inversión y, en consecuencia, la prima de riesgo subió. Los anuncios políticos y económicos de las últimas semanas –sobre la posibilidad de endeudarse más y de gastar más en un momento más bien apretado para la economía– no hicieron sino atizar el nerviosismo. La palabra es incertidumbre, y la incertidumbre, que se presenta, por ejemplo, cuando el presidente anuncia algo y luego su ministro de Hacienda lo contradice, dispara las dudas. Así, para los inversionistas es más difícil saber si el país cumplirá o no con sus obligaciones, aunque su ministro de Hacienda diga que sí lo hará. 

Sergio Guzmán, director de Colombia Risk Analysis, explica: “Los inversionistas internacionales, cuando asignan una prima de riesgo, están tratando de entender si el país seriamente tiene la convicción de mejorar sus problemas fiscales para estar en una mejor posición para pagar sus obligaciones de deuda”. En ese sentido, agrega, los inversionistas evalúan la capacidad del país de generar recursos y gestionar sus gastos para tener dinero extra para pagar su deuda externa. 

“Pero cuando los mercados empiezan a percibir que esa ecuación –o esa balanza– se está inclinando más hacia más gasto y menos ingresos, entonces empiezan a asignar una prima de riesgo mayor, en este caso, para los bonos de deuda”, dice Guzmán.

Si la prima de riesgo es mayor, los bonos de deuda del país cuestan menos, bajan de calidad, y el mundo percibe a Colombia como un lugar con poca capacidad de pagar las deudas. Este análisis que hace el mercado financiero también es tomado en cuenta por las calificadoras de crédito, que por esta época del año están haciendo sus cálculos para decidir si mantienen o modifican la calificación de Colombia. 

Al llegar al Ministerio de Hacienda, José Antonio Ocampo dijo que uno de sus retos principales es recuperar el grado de inversión para Colombia. Pero está visto que la incertidumbre acerca de los planes económicos del gobierno no están aportando mucho a ese propósito.