11 Octubre 2022

¿Puede ser peor el 2023? El Fondo Monetario Internacional piensa que sí

Crédito: Fotoilustración: Yamith Mariño

El Fondo Monetario Internacional actualizó sus proyecciones de crecimiento económico para todo el mundo y advirtió que 2023 se sentirá, para muchos, como una recesión.

Durante el segundo día de su semana de reuniones anuales con todas las autoridades monetarias y fiscales del mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó que, según sus cálculos, la economía mundial crecerá 3,2 por ciento este año. Sin embargo, para 2023 ahora espera que el PIB se expanda apenas 2,7 por ciento, frente al 2,9 por ciento que tenía calculado en julio. 

¿La razón? El FMI presume que un grupo de países que suman una tercera parte de la economía mundial se contraerán este año o el próximo. 

El organismo advirtió, además, que las tres grandes economías –Estados Unidos, China y la zona euro– seguirán frenando. "Y, además, los choques de este año reabrirán heridas económicas que solo se habían sanado parcialmente tras la pandemia”. 

“Lo peor está por llegar y, para muchas personas, el 2023 se sentirá como una recesión”, sentenció el Fondo.

El organismo añade que los precios de la energía y de los alimentos podrían seguir presionando la inflación hacia arriba, las duras condiciones financieras podrían "desencadenar un problema de deuda en los países emergentes”.

Para estos países, el creciente precio del dólar puede representar un desafío importante, pues se encuentra en su nivel más alto desde los primeros años del 2000, pese a que “su apreciación es más pronunciada frente a las monedas de las economías avanzadas”. 

Ante este panorama, para el FMI la respuesta adecuada de la mayoría de los países emergentes y en desarrollo es “calibrar” la política monetaria para mantener la estabilidad de los precios y al mismo tiempo permitir que la tasa de cambio se ajuste de modo que el banco central mantenga buenas reservas internacionales “para cuando las condiciones financieras realmente empeoren”.

Fondo Monetario análisis dólar