25 Julio 2022

¿Qué tiene que ver Ucrania con el alza del precio del pan blandito en Colombia?

Crédito: Yamith Mariño

Los precios mundiales del trigo, que hicieron que los precios de productos como el pan subieran de precio, ya volvieron a caer, pero en Colombia el pan sigue subiendo. ¿Por qué?

Primero fue la pandemia, que nos encerró a todos en la casa. Luego, el paro, que retrasó la llegada de insumos a las panaderías. Este año, el problema fue la guerra entre Rusia y Ucrania, que evitó que el mayor productor de trigo pudiera exportarlo por un tiempo. Entre unas cosas y otras, desde hace más de un año Colombia ha visto cómo el pan pasa de 300 a 500 pesos; de 500, de vuelta a los 300; y de 300, otra vez a los 500. Y así.

Marcela Morales, presidente de la Asociación de Panaderos (Adepan), explica que los precios de los insumos del popular pan blandito, o pan de leche, han subido considerablemente, lo que ha dificultado la producción de los panaderos e incluso ha obligado a algunos a cerrar sus negocios. Para ellos, un alivio temporal podría ser levantar el impuesto al consumo. 

Los resultados de la inflación de junio son un signo de lo que podría haber pasado este mes. La leche, necesaria para este tipo de pan, tuvo en junio una inflación anual de 37,72 por ciento; los huevos aumentaron 16,63 por ciento en el último año y el queso y sus derivados, que también se usan en algunos panes, subieron 26,7 por ciento. 

Por su parte, el aceite comestible subió 29,13 por ciento anual en junio; y el trigo, junto con sus derivados, lo hicieron en 28,65 por ciento. 

Precisamente el trigo es uno de los principales productos de exportación de Ucrania, de modo que el conflicto en ese territorio lo llevó a un pico cercano a los 1.400 dólares por cada 5 toneladas. Colombia importa el 97 por ciento del trigo que requiere y la mayoría proviene de Estados Unidos y Canadá, con cero arancel, así que aunque la guerra no tocó directamente la llegada del producto, sí lo hizo por la vía de los precios del mercado. 

La subida del dólar también tiene su parte aquí. Con la mayor tasa de cambio, es más costoso comprar el trigo y los insumos para producir el resto de materias primas que se requieren en los hornos de las panaderías. Según el Dane, en junio la inflación anual del pan llegó a 25,50 por ciento.