4 Octubre 2022

¿Siempre hay que tener inversiones en dólares?

Crédito: Freepik

La moneda refugio de los inversionistas una vez más se convierte en la más apetecida. Pocos esperaban que en Colombia se fuera a trepar por encima de los $4.600. ¿Qué tan importante es tener una exposición en esta divisa? ¿qué opciones de inversión hay en esta moneda?

Por: Alina Camacho Hauad

El cetro, la corona y el anillo real lo sigue teniendo el dólar, la moneda que jamás debe faltar en un portafolio estructurado porque se trata de una divisa que hoy tiene mucho más poder y que también funciona como una especie de seguro en contra de la pérdida del poder adquisitivo de monedas como el peso.

En el juego de la diversificación, no solamente se trata de no poner todos los huevos en la misma canasta y recurrir siempre a la moneda del país de origen, que en nuestro caso es el peso colombiano, sino de atreverse a ver más allá del mapa local. Sin duda hay que tener en cuenta el escenario de inflación global, la Reserva Federal conteniéndola, su impacto en los bonos del tesoro, así como la postura del gobierno de Gustavo Petro en términos del régimen de transición energética y el impacto de los impuestos por las nuevas fórmulas de tributación. 

Dolar

El dólar, además de ofrecer una diversificación de moneda, hace las veces de una cobertura ante los riesgos que se concentran en Colombia. Según Camilo Díaz, gerente de Estrategia de Itaú Comisionista de Bolsa, la porción en dólares de un portafolio debería estar entre el 40% y 50% para lo que resta del año y en el mediano plazo, es decir, de dos a tres años, se espera un descenso en el tipo de cambio.

Los análisis apuntan a que la oferta de dólares en el país es mucho más reducida que la demanda, motivo que llevará a que la divisa siga cara. El director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa, Juan David Ballén, “los portafolios de inversión deben estar diversificados en activos de renta fija y variable en moneda local e internacional, con el objetivo de optimizar la relación riesgo-retorno”.

Si bien hay que tener dólares en la ecuación, no se trata de salir como locos a comprar divisa cara para guardar en una caja fuerte en el último rincón de la casa, ni de hacer fila para abrir una cuenta de ahorros de USD 50.000 o USD 25.000 en Panamá o en una filial bancaria en Estados Unidos porque “toca”.  Se trata de incluir estratégicamente activos en dólares, a través de la compra de un título, por ejemplo, y buscar tener una exposición en el mercado mundial y más cuando acecha la incertidumbre política.

¿Cómo invertir en el exterior sin ser millonario? 

“Hoy las personas pueden acceder al mercado de acciones internacionales a través del Mercado Global de la BVC, en la que se negocian en pesos algunas de las acciones listadas en las principales bolsas del mundo”, destaca José Luis Alayón, director de Soluciones Digitales en la comisionista Acciones & Valores, aliada de la app Trii: una plataforma que desde el celular permite, por ejemplo, la inversión en activos como Nubank, acción listada en la Bolsa de Nueva York, además de otras opciones financieras como los ETF (Exchange Traded Fund), que ayudan a invertir de una manera diversificada y a bajo costo.

José Luis
José Luis Alayón, director de Soluciones Digitales en Acciones & Valores.
Foto: archivo particular

Según Guillermo Valencia, estratega de inversiones y CEO de Macrowise, no resultaría extraño que el dólar llegara a los $5.200 por factores como: un dólar global fuerte, precio del petróleo a la baja y una posición ‘anti-mercado’ del gobierno del Presidente Gustavo Petro.

Para invertir hay muchas opciones que están disponibles para los inversionistas. Plataformas como Ameritrade e Insights para invertir directamente en Estados Unidos, verificar sus implicaciones tributarias, trámites y costos para que una persona con más de USD 5.000, pueda hacer ese tipo de inversiones.

Actualmente hay varias fintech, que gracias a conexiones con brokers internacionales y comisionista de bolsa locales, están haciendo alianzas para que los usuarios puedan hacer adiciones en pesos, para luego transformarlos en diferentes divisas y hacerse a activos internacionales de manera simple y con todas las exigencias legales. Por ello, el vaticinio de los expertos es que muy pronto no será necesario lidiar con contratos en el extranjero en diversos idiomas y con desgastantes procesos de traslado de divisas para invertir en activos internacionales.

“En los escenarios de incertidumbre y volatilidad se abren oportunidades de compra, sin embargo, la exposición debe hacerse de manera gradual, con el fin de mitigar las volatilidades del mercado”, comenta Camilo Díaz, de Itaú Comisionista de Bolsa, tras precisar que los activos locales pero también globales, han tenido un año difícil como es el caso del S&P500, que ha tenido una desvalorización cercana al 20% en este 2022.

En todo caso, hay que tener en el radar el momento en que empiece el ciclo bajista de las tasas de interés de la Reserva Federal en Estados Unidos porque se empezaría a ver una tendencia contraria: que el dólar empiece a caer a partir de 2023, abriendo la ventana a oportunidades en otros activos.