8 Septiembre 2022

El día que la reina aceptó dejarse escoltar por James Bond

Crédito: Tomada del video de los Juegos Olímpicos

Para aparecer en el video inaugural de los Juegos Olímpicos de Londres, la reina puso una única condición: poder decir sus propias líneas.

Sucedió el 27 de julio de 2012, durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres. Un cortometraje, filmado por el director Danny Boyle y protagonizado por Daniel Craig, mostraba a la reina Isabel II de camino al estadio de Wembley, acompañada del mítico agente secreto OO7. 

Meses antes, parecía impensable que la reina Isabel accediera a participar en el proyecto, que serviría de antesala a la inauguración de los Olímpicos y sería visto en directo por más de 1.000 millones de personas alrededor del mundo. Pero Boyle se llevó una gran sorpresa al recibir el mensaje de la reina: no solo participaría sino que ponía como condición decir sus propias líneas en la película: “Buenas noches, señor Bond”.

Así se juntaron dos fantasías: la de Craig de interpretar a James Bond “al servicio de su majestad” de la vida real; y la de la propia reina, de protagonizar una cinta del famoso 007. 

El corto, que fue un verdadero éxito, puede verse en Youtube, donde ha recibido más de 50 millones de reproducciones.