5 Abril 2022

Las amenazas a la fiscal Monsalve

De izquierda a derecha la fiscal Angélica Monsalve, el exconcejal Felipe Ríos y su padre, el empresario Alberto Ríos Velilla.

Crédito: Redes sociales

La Fiscalía General informó que el Clan del Golfo estaría planeando un atentado contra la fiscal Angélica María Monsalve, quien viene denunciando presiones y retaliaciones de esa misma entidad por investigar a tres miembros de una familia poderosa: los Ríos Velilla.

Por: Redacción Cambio

El capítulo de la fiscal Angélica María Monsalve Gaviria empezó a escribirse apenas hace una semana y su trama ya incluye un posible plan criminal para atentar contra su vida. Según lo informó la misma entidad que ordenó su traslado de Bogotá al Putumayo, fue la Dirección de Investigación Criminal de la Policía (Dijin) la que alertó sobre el hecho. El general Fernando Murillo, director de la Dijin, aseguró que fue a través de fuentes humanas que recibieron dicha información en medio de la operación contra el Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

La fiscal Monsalve recibió un esquema de protección este martes; sin embargo, aunque el plan criminal es latente, su traslado al sur del país sigue firme. Angélica Monsalve es la fiscal delegada ante los jueces del Circuito de Bogotá que se negó a cambiar su decisión de imputar cargos al exconcejal Felipe Ríos, el hijo del magnate Alberto Ríos Velilla, y sus parientes Carlos y Javier Ríos Velilla, quienes se beneficiaron de una multimillonaria concesión para recaudar los pasajes de TransMilenio. El problema: incurrieron, al parecer, en el régimen de inhabilidades, pues Felipe Ríos era concejal cuando se concretó la licitación.

El tema de fondo en esta historia es que la fiscal Monsalve, luego de tomar la decisión de llamarlos a imputación de cargos, recibió una invitación del rector de la Universidad Sergio Arboleda, Rodrigo Noguera, quien le dijo que Néstor Humberto Martínez y Alberto Ríos le estaban pidiendo su mediación para ayudar al exconcejal Felipe Ríos. La historia terminó en que la fiscal reveló, a través del periodista Daniel Coronell, los audios que incriminaban a Martínez Neira, Noguera y Ríos en esta trama de presiones y presunto tráfico de influencias.

El destape que ha intentado hacer la fiscal Monsalve es importante, pues desde septiembre de 2018 la Superintendencia de Sociedades les había formulado pliego de cargos a Carlos y Javier Ríos Velilla, quienes mantenían oculto que ellos eran los encargados de controlar la empresa de Recaudo de Bogotá, cuya función es recaudar los pasajes de TransMilenio que todos los días pagan los usuarios. La Supersociedades tomó esa decisión porque los Ríos Velilla nunca reconocieron públicamente que desde 2011 eran los dueños de ese recaudo. Por el contrario, siempre se presentaron como asesores.

Igualmente, los Ríos Velilla han sido uno de los grandes grupos empresariales del transporte masivo en América Latina. Han estado en Santiago de Chile, donde tuvieron graves problemas financieros en 2014. A finales de 2018, cuando se conoció la formulación de la Supersociedades, los Ríos licitaron, junto con la empresa China BYD, para renovar el parque automotor de TransMilenio con 1500 buses de la flota más antigua del sistema masivo de transporte. Según lo denunció La Silla Vacía en su momento, los Ríos Velilla buscaron reencaucharse en la administración de Enrique Peñalosa, a través de esta alianza con la empresa China, para traer los primeros carros eléctricos al sistema. No obstante, buscaban que pasara desapercibido.

La cercanía de la familia Ríos con el exalcalde Enrique Peñalosa y TransMilenio es de vieja data. A principios del nuevo milenio, Carlos y Javier Ríos Velilla estuvieron relacionados con TransMilenio como accionistas de Express del Futuro, la empresa que ganó la primer concesión del sistema masivo de transporte.

Así las cosas, la fiscal Monsalve está pisando en un terreno blando. Ya lo dijo la misma funcionaria, cuando hablaba con el rector Noguera, que intercedía por los Ríos Velilla, en uno de sus audios revelados por el periodista Daniel Coronell: “Qué asco todo esto”. Una afirmación tras los intentos del rector de la Universidad Sergio Arboleda por pretender que ella reversara su decisión de llamarlos a imputación de cargos por, supuestamente, violar el régimen de inhabilidades.

Por ahora, lo que está confirmado es que la fiscal Monsalve se deberá trasladar al Putumayo con el proceso de los Ríos Velilla, que tiene tan ofendidos a muchos poderosos y que, en un principio, la Fiscalía había ordenado quitárselo y entregarlo a ocho fiscales diferentes, aunque luego reversó la decisión.

Cambio consultó al general Fernando Murillo, director de la Dijin, sobre cuáles son los alcances de la amenaza contra la fiscal y dijo que el Clan del Golfo, desde el Urabá antioqueño y chocoano, está fraguando el atentado, aunque no precisó por orden de quién o quiénes. Igualmente, descartó la posibilidad de que existiese una extensión de esa organización criminal en Bogotá. La otra pregunta pendiente por responder por parte del general Murillo es: ¿Cuál es el poder y los tentáculos que tiene esta organización criminal luego de que su máximo líder, alias Otoniel, cayera en manos de las autoridades en octubre del año pasado? 

Posteriormente se conoció un comunicado que, según su firma, corresponde al Estado Mayor del Clan del Golfo, negando la autoría de esa amenaza y ratificando que la fiscal no correspondía con los objetivos militares de esa organización. “Es falso que estemos participando en un plan para atentar contra la vida de la doctora Angélica Monsalve, fiscal que se ha caracterizado por su capacidad investigativa y honestidad a toda prueba en los delicados casos que ha debido enfrentar. Por el contrario, respaldamos la honrada y sacrificada labor de quienes se enfrentan los poderosos intereses de las mafias”, dice la misiva que circuló por distintas redes sociales. 

La fiscal Monsalve había mencionado que era extraño que el Clan del Golfo estuviese detrás de un atentado contra su vida, pues ella no adelanta ninguna investigación que involucre a esta organización criminal.