En busca de nuevas oportunidades de desarrollo

Crédito: Colprensa

Huila se destaca por la producción agrícola y quiere crecer en turismo, industrias y servicios. En 2021 fue ejemplo nacional en generación de empleo.

Tierra del café, del cacao, de frutas y arroz, con vocación para los agronegocios, con destinos turísticos como el desierto de la Tatacoa, el parque arqueológico de San Agustín y la cueva de los Guácharos; cuna de José Eustasio Rivera, autor de La Vorágine, Huila se quiere posicionar como uno de los departamentos que está en busca de nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Hoy, con 1,1 millones de habitantes distribuidos en sus 37 municipios, responde por 1,7 por ciento del crecimiento del país. Pero puede aportar más. Hace más de una década desplazó a los departamentos del Eje Cafetero en el cultivo de café, uno de los principales productos de exportación de Colombia (ver nota “En la tierra del líder en la producción de café”). Es el primer productor y exportador de tilapia y tiene gran potencial en sectores como el panelero, arrocero y cacaotero. 

Según el Índice de Competitividad del Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario, está en el puesto 13, entre 32 departamentos del país y Bogotá, con una calificación de 5,15 sobre 10.

Una de las variables en las que se destaca es en buenas prácticas en el sistema financiero -ocupó el tercer lugar después de Bogotá y Antioquia-. Creó el Fondo de Reactivación Económica, administrado por InfiHuila, que apalancó líneas de crédito para microempresarios y apoyó a la población formal e informal para sacar adelante proyectos productivos. Pero está rezagado en calidad de las instituciones, entorno para los negocios, educación superior y formación para el trabajo. 

En innovación Huila ocupó el puesto 14, según el Índice del Departamento Nacional de Planeación. Aquí tiene uno de los mayores desafíos para no depender tanto de productos primarios, que no tienen mayor valor agregado y sofisticación.

El presidente de la Cámara de Comercio del Huila, Ariel Rincón Machado, reconoce que el departamento está en un nivel intermedio en innovación pero que realiza acciones para apoyar a los inventores y emprendedores, entre ellas una alianza con el gobierno departamental. “Tenemos muchos convenios; pasamos en su momento de no tener ninguna patente a tener hoy 20 proyectos en estudio”, dice Rincón, quien agrega que se creará un gran distrito de Innovación, con el Sena, las universidades y el gobierno departamental, que tendrá un amplio portafolio de servicios empresariales, al estilo de Ruta N, que opera en Antioquia.

Con el fin de apoyar el fortalecimiento empresarial, la Cámara y la Gobernación lanzaron programas para emprendedores de todos los sectores económicos. Uno de ellos es Huila Empresarial, que busca beneficiar a 380 empresarios con la creación de un visor de inteligencia de mercados para identificar la oferta y la demanda de productos y servicios. 

Otro programa es Fábricas de Productividad que tiene como objetivo mejorar los indicadores de rentabilidad y competitividad para producir más y mejor en las empresas agroindustriales, de manufactura y servicios. Además, se creó la Red de Emprendimiento e Innovación “Huila Emprende” para facilitar la formalización empresarial y el acceso a financiación.

Infografía

Más empleo y crecimiento

Después de afrontar una de las mayores crisis económicas por la pandemia de la covid-19, que llevó a Neiva a registrar una cifra récord de 40,6 % en desempleo, en 2020, la recuperación fue muy rápida. Según el Dane, la tasa de desocupación bajó casi 30 puntos y llegó a 11,1 % en mayo pasado en la capital, mientras que el departamento registró un desempleo de 8,7 %, el segundo más bajo del país. Cerca del 44 % de los trabajadores están en la agricultura, ganadería y pesca, 17 % en el sector comercio y 8 % en la administración pública.

Este ‘milagro’ se logró gracias al Plan de Reactivación Económica del Huila, liderado por la Gobernación y apoyado por la Cámara de Comercio, el Sena e instituciones públicas y privadas. Durante su lanzamiento el gobernador Luis Enrique Dussán dijo que tendría un enfoque regional, con la participación de los 37 municipios y se haría énfasis en el agro, turismo, la comercialización de productos, transformación digital y fortalecimiento de la asociatividad.

El plan permitió crear más de 35.000 empleos y apoyar a microempresas y pequeñas y medianas empresas a través de créditos otorgados a través del Fondo de Reactivación Económica. Se entregaron ayudas a familias vulnerables, se organizaron ferias, mercados campesinos y se fortalecieron las cadenas productivas y las obras públicas.

Además de la reducción en el desempleo, la pobreza disminuyó más de 10 puntos al pasar de 55,6 % en 2020 a 43,7 % el año pasado, por encima de la tasa nacional del 39,3 %. Son necesarios mayores esfuerzos para reducir los niveles de pobreza e incrementar la cobertura de servicios públicos, especialmente la conectividad a internet. Según el Plan de Desarrollo “Huila Crece”, el acceso a viviendas con internet es de 26 %, siendo las zonas rurales más afectadas con apenas 4 %. Solo Neiva llega al 55 %. Por eso se necesita impulsar el acceso y las industrias de servicios digitales. Otro de los problemas en los que se debe trabajar es la falta de mantenimiento de vías secundarias y terciarias.

En síntesis, Huila está dando pasos pasa salir del nivel intermedio de desarrollo y estar en los primeros lugares entre los departamentos que más crecen, aportan al PIB y mejoran la calidad de vida de sus habitantes. Espera lograrlo con un trabajo articulado entre entidades públicas, sector privado, establecimientos educativos y apoyo de toda la sociedad.

Cuidado del medio ambiente

Un tema en el que el departamento sobresale es la protección del medio ambiente. Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Huila fue uno de los tres departamentos que más redujo la deforestación en los últimos años, al pasar de 135 hectáreas en 2020 a 66 el año pasado –el total nacional fue de 174.000 hectáreas deforestadas en 2021–. 

Es un esfuerzo importante si se tiene en cuenta que en 2015 las hectáreas deforestadas en el departamento llegaron a 686. Este objetivo se logró por una estrategia de conservación de bosques –hoy el 30 % de su territorio es considerado zona de reserva y conservación-, y un plan integral de lucha contra la deforestación con la participación de entidades territoriales, organizaciones ambientales y gremios, que incluye la administración de más de 300.000 hectáreas de áreas protegidas.

En los últimos años se han desarrollado proyectos para proteger la biodiversidad y la conservación de cuencas hidrográficas como río Ceibas, Garzón, Guarapas y Suaza, entre otras. En el Índice de Competitividad Turística Regional de Colombia, de Cotelco y la Fundación Universitaria Cafam, una de las iniciativas que recibió reconocimiento, en el criterio ambiental, fue la “Conservación de bosques protectores de agua en el río Ceibas”, proceso que comenzó hace casi dos décadas con la adquisición de 9.000 hectáreas, que quedaron como zonas de reserva, y la reforestación de sus orillas con árboles nativos.

También se han realizado acciones para el manejo de los residuos sólidos. Sin embargo, un tema crucial es la falta de plantas de tratamiento para evitar que las aguas residuales sigan llegando al río Magdalena.

La serie periodística “La Fuerza de las Regiones” de Cambio Colombia es apoyada por Grupo SURA, que cree que un desarrollo armónico es posible con una gestión integrada y balanceada de los capitales económico, social, humano y natural.