8 Marzo 2022

8M: Después de la pandemia las mujeres perdieron más

La Organización Internacional del Trabajo mostró que el impacto causado por el COVID-19 afectó mayoritariamente a las mujeres.

Crédito: Wilmer Huertas

Hoy las mujeres salen a marchar en todo el mundo para exigir igualdad y justicia. Sin embargo, estas metas parecen cada vez más alejadas y el panorama que dejó la pandemia no mejoró la situación. Aquí, cinco cifras clave para entender por qué las mujeres perdieron más con la pandemia.

Por: Maria F. Fitzgerald

 

1. 622 feminicidios en 2021

De acuerdo con el Observatorio de Feminicidios de Colombia, el año pasado se registraron 622 feminicidios en todo el país. Antioquia lideró los hechos registrando 109 casos, seguido por Valle del Cauca, en donde ocurrieron 75. La mayoría  de feminicidios ocurrieron en zonas urbanas 

2. 109 casos fueron perpetrados por el compañero permanente de la víctima 

En al menos 109 casos el perpetrador fue la pareja permanente de la víctima y en al menos 34 más el perpetrador fue la ex pareja. Sin embargo, existe un subregistro amplio pues en 169 casos no hay registro sobre el asesino. En la mayoría de los casos, las mujeres fueron asesinadas dentro de sus propios hogares. 

3. Sigue aumentando la violencia intrafamiliar 

En 2021 casi 99 mil mujeres recibieron algún tipo de violencia dentro de su hogar en Colombia, de acuerdo con Medicina Legal. Agregan, también, que hubo un aumento significativo en agresiones a mujeres menores de edad y que se reportaron más de 30 mil casos de violencia. El 2022 no parece mucho mejor pues, hasta enero, ya se habían registrado más de 2 mil casos. 

Manifestación frente a Medicina Legal en contra de los feminicidios.

4. Las mujeres viven más la pobreza

De acuerdo con cifras presentadas por el DANE, las mujeres están más expuestas a la pobreza y la inseguridad alimentaria. La pobreza, que aumentó gravemente en todo el país, dejó a las mujeres dos puntos por encima de los hombres en exposición a la pobreza multidimensional. Adicionalmente, los hogares con jefatura femenina también estuvieron más expuestos al desempleo y se recrudeció la pobreza en un 8,5% del total de los hogares con madres cabeza de hogar. 

5. Sólo 43% de las mujeres en edad de trabajar tienen empleo formal

La Organización Internacional del Trabajo mostró que el impacto causado por el COVID-19 afectó mayoritariamente a las mujeres. Tanto sus ingresos como las oportunidades para emplearse se disminuyeron alarmantemente. Los estudios de esta Oenegé demuestran que las mujeres perdieron 54 millones de empleos desde que inició la pandemia. La región que se vio más afectada por este fenómeno fue América Latina.