25 Julio 2022

Ejemplos para el progreso

Crédito: Adobe Stock

Sería imposible enumerar todos los esfuerzos de responsabilidad empresarial que se desarrollan en Colombia. Sin embargo, en CAMBIO hicimos una selección a pulso de algunas de las iniciativas más emblemáticas. Estas, sumadas a miles de esfuerzos que no se alcanzan a nombrar acá, son una muestra de cómo la empresa privada ayuda a construir país.

Nacional de Chocolates trabaja con asociaciones de cacaoteros de San Vicente de Chucurí llevando asistencia técnica para fortalecer su capacidad productiva y mejorar los ingresos de pequeños productores.

Alpina viene trabajando en una alianza público-privada en Sopó, Cundinamarca, que permitió que este municipio fuera declarado como el primero en erradicar la pobreza extrema en el país. Este modelo ha sido tomado como ejemplo para la mejoría de las condiciones de vida en otros municipios del país.

Unilever apoya activamente el programa Enrédate, una iniciativa de educación de la Unicef dirigida a centros de enseñanza que promueve el conocimiento de los derechos de la infancia y el ejercicio de la ciudadanía global solidaria y responsable.

Sura dirige su trabajo de responsabilidad en estrategias para mejorar la educación. Una de ellas es Félix y Susana, enfocado en la creación y distribución de contenidos educativos. También tienen un fondo de becas para educación superior, la Escuela de Líderes, la Escuela de Desarrollo de Talentos, la Beca Nicanor Restrepo, el programa de Sabiduría Ancestral Indígena y el programa Cuantrix, de educación en tecnologías y programación.

Grupo Argos adelanta el proyecto Creamos Valor Social, una iniciativa orientada a brindar oportunidades y aportar a la reactivación económica del país, mediante, por ejemplo, apoyo al empleo formal para mujeres y jóvenes, formación técnica y acompañamiento a pequeñas empresas.

Cerro Matoso, a través del programa de Fondo de Tierras, a entregado a comunidades vecinas (incluyendo indígenas, afro y campesinas) cerca de 1.000 hectáreas de tierras en los últimos años, esto acompañado un programa de proyectos productivos para garantizar su autonomía, sus ingresos económicos y su sostenibilidad.

Telefónica Movistar Colombia tiene dentro de sus iniciativas de responsabilidad el programa Smart Agro, en el que se suman las capacidades tecnológicas la compañía para adelantar pilotos de eficiencia hídrica en zonas agrícolas campesinas del país, alcanzando incrementos de hasta 50% en la producción.

Movistar
Fabián Hernández, CEO Telefónica Movistar Colombia
Cortesía: Telefónica Movistar Colombia

Siigo, a través de su fundación, canaliza la ayuda de más de 2.800 empresas para fomentar la educación y la vinculación laboral temprana para jóvenes de estratos 1 y 2, logrando ya más de 4 mil contratos de aprendizaje y más de 7 mil jóvenes beneficiados.

ISA, con su programa Conexiones para el Desarrollo, trabaja para fortalecer las capacidades educativas, comunitarias e institucionales de las comunidades vecinas de sus proyectos de infraestructura. Uno de sus logros es el mejoramiento de las instalaciones educativas y de los programas de formación.

Coca-Cola FEMSA fue reconocida con la distinción Fenalco Solidario Ambiental 2021 por sus resultados positivos en la reducción de su impacto ambiental. Hoy, 100% de sus plantas operan con energía limpia, “devuelve” 140% del agua que usa a través de acciones de reforestación y restauración ecológica, recolecta seis de cada diez botellas que pone en el mercado y logró que 96% de sus envases sean reciclables.  

Postobón ha sido reconocida por su programa MiBici, con el que entrega a niños y jóvenes bicicletas diseñadas especialmente para la ruralidad colombiana, con el fin de que este medio de transporte se convierta en una herramienta integral para transformar sus vidas.

Universidad de La Salle trabaja en identificar entre sus alumnos aquellos cuyas familias dependan de un negocio propio para ayudarlos a progresar a través de la mentoría, la educación y el acompañamiento. Además, mediante el programa Utopía –que tiene el primer campus rural en Yopal, Casanare–, lleva educación de calidad y promoción de emprendimientos a las zonas campesinas de Colombia.

Procafecol apoya a jóvenes hijos de familias cafeteras para que aprendan sobre el cultivo del café y así se logre un cambio generacional en el campo colombiano. Además, apoya programas de mitigación del cambio climático y economía circular, y con el Plan Amigo Caficultor contribuye con el desarrollo de mujeres productoras de café.

procafecol
Crédito: Adobe Stock

Grupo Éxito, con su iniciativa Cero Desnutrición, ha beneficiado con atención alimentaria a más de 70.000 niños y niñas, con el objetivo de erradicar la desnutrición crónica. Además, apoya a los productores colombianos al reducir la cadena de intermediación: 89% de las frutas y verduras que venden se compra en el país, y de estas, el 84% se adquiere sin intermediarios a través de 782 asociaciones de agricultores y sus familias. 

Éxito
Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito.
Cortesía: Grupo Éxito