14 Julio 2022

La planta de tratamiento que está haciendo agua

Los bogotanos pagan por una planta de tratamiento de aguas que funciona a medias.

Crédito: Yamith Mariño

Se trata de la Planta de Tratamiento de Agua Residual Salitre, cuya operación vienen pagando los bogotanos en el recibo del agua desde el mes de diciembre, pero que no ha sido entregada formalmente.

La planta de tratamiento que, se supone, descontaminará el río Bogotá, está haciendo agua. Imágenes difundidas por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado dejan en evidencia fallas en el sistema de engranajes, conatos de incendio en uno de los cuartos de motores y el derrame de aguas residuales en uno de los tanques.

Un fallo del Consejo de Estado ordenó a la CAR, al Distrito y a la nación tomar medidas conjuntas y definitivas para la recuperación del río. En consecuencia, la CAR celebró un contrato por valor de 1.5 billones de pesos para aumentar la capacidad de la planta de tratamiento. Sin embargo, la planta empezó a funcionar sin que haya sido entregada formalmente.

En cumplimiento de la orden judicial, la EAAB entró a operarla desde diciembre de 2021. Sin embargo, eso no solo ha significado un dolor de cabeza para la empresa sino un aumento en la tarifa del servicio para los bogotanos de alrededor de 194 pesos por metro cúbico, "debido a que se incluyó todo lo relacionado con químicos, personal y mantenimiento”, según Cristina Arango, gerente de la EAAB.

A través de un comunicado, la EAAB manifestó que la planta tiene equipos que nunca han funcionado o que se dañan permanentemente, que el sistema automatizado no funciona de manera correcta, lo que implica operarlo de forma manual; y que a la fecha de asumir la operación el contratista no entregó manuales. Por eso la EAAB tuvo que suscribir un contrato de asesoría con el Consorcio NHB-PTAR Salitre II por 7.000 millones de pesos.

Pero lo que más preocupa a la gerencia del Acueducto es que la planta, que debía entregarse en septiembre del año pasado, aún no esté terminada y que en 6 meses se han visto obligados a realizar 826 mantenimientos preventivos. En entrevista con La W, Gloria Giraldo, gerente del consorcio a cargo de las obras, negó que la EAAB hubiera hecho mantenimiento alguno. Aseguró que en marzo, luego de una inspección judicial, se determinó que 300 equipos estaban en riesgo de perder su garantía porque la EAAB no les había hecho mantenimiento.

De momento, los bogotanos siguen pagando por el funcionamiento de una planta que está lejos de funcionar bien.