27 Septiembre 2022

Pepe, el peligroso asesino que montó una oficina de sicarios en España

Crédito: Colprensa

Ahora que será extraditado, tendrá que responder por el asesinato de 13 personas en Colombia, entre 2018 y 2019, como líder de la banda criminal los Monachos.

Las autoridades españolas llevaban dos años siguiéndole los pasos a una peligrosa banda que había ejecutado diez asesinatos –en Madrid, Barcelona, Sevilla y Alicante– al parecer por ajustes de cuentas entre delincuentes.

Al principio, lo único que se sabía era que estaba conformada por colombianos, y que tenía como centro de operaciones la isla de Lanzarote, en las Islas Canarias. Poco a poco, la Policía fue reuniendo más información. En un momento dado, uno de los integrantes fue seguido hasta una casa, en el barrio Argana, donde el delincuente terminó reunido con quien, al parecer, era el jefe de la organización.

Se trataba de Jesús Alejandro Ramírez Valencia, mejor conocido con el alias de Pepe, un hombre de 30 años, oriundo de Restrepo, Valle del Cauca, que había llegado a la isla, en calidad –supuestamente– de refugiado, en septiembre de 2019.

preso

 

Para pasar inadvertido, Pepe ni siquiera salía de su casa, no realizaba trámites en los bancos y siempre ordenaba revisar a las personas que lo visitaban, por si se trataba de algún infiltrado.

Ahora que lo había interceptado, la Policía pudo alimentar la investigación. Entre 2018 y 2019, Pepe había liderado la banda Los Monachos, una organización dedicada al sicariato y al narcotráfico, cuyos miembros ya están casi todos capturados. Al mando de los Monachos, Pepe ordenó la muerte de 13 personas, entre ellos siete policías colombianos que le entorpecían el negocio.

Pepe quiso replicar su modus operandi en España, donde podría trabajar en relativo anonimato, para controlar la entrada y distribución de cargamentos de drogas en Europa y ordenar asesinatos no solo en Colombia sino en la propia península. 

Justamente fueron las autoridades colombianas las que alertaron a sus homólogos españoles sobre el viaje de Pepe a las Canarias.

Con toda la información recolectada, en mayo de 2022 la Policía española allanó la casa de Pepe en Lanzarote y lo capturó. De inmediato, el Estado colombiano lo pidió en extradición, la cual fue autorizada esta mañana, 27 de septiembre, por la Audiencia Nacional de España. Es de esperar que Pepe sea trasladado a Colombia en las próximas semanas.