15 Junio 2022

Primera Línea: resultados electorales no suscitarán un estallido social

Crédito: Yamith Mariño Diaz

Integrantes del movimiento social de la Primera Línea sostienen que no hay manera de que los resultados electorales susciten un estallido social; entre otras cosas, porque a ellos no los mueve la agenda electoral ni reconocen a ningún líder de izquierda ni de derecha.

Por: Maria F. Fitzgerald

“No. Nosotros no nos movilizamos por orden de Gustavo Petro y nunca lo hemos hecho”, asegura Simona, uno de los miembros más visibles de la Primera Línea de Bogotá durante el estallido social de 2021. Ella, que hace parte del colectivo de Escudos Azules, niega que vaya a ver cualquier tipo de estallido social por causa de los resultados electorales. 

En días recientes, distintos miembros del partido de gobierno, así como personas que han apoyado la candidatura de Rodolfo Hernández, han asegurado que la hija del candidato Gustavo Petro, Sofía, amenazó en una entrevista con que si su padre no ganaba las elecciones, ocurriría un nuevo estallido social. 

Los simpatizantes del candidato Petro han señalado que la entrevista está descontextualizada y que es necesario analizar el video completo. También, hay quienes han dicho que pensar que un candidato puede ocasionar un estallido social es una visión reduccionista del movimiento social. 

Petro no ordena el movimiento social 

Simona insiste en que la agenda del movimiento social nunca ha dependido de un candidato: “Han intentado que así se vea, pero nosotros no nos motivamos por lo que pueda moverse por la agenda electoral. Nuestras motivaciones siempre han sido otras. Tenemos muy claro que ningún candidato representa nuestros intereses”, aseguró. 

A su punto de vista se suma Juan Ricardo Aparicio, antropólogo especialista en movimientos sociales y profesor de la Universidad de los Andes, quien añade que el estallido social no se produciría por las elecciones, sino que sería una continuación de las manifestaciones que ya se han tomado las calles en los años en los que Iván Duque ha sido presidente. 

“Necesitamos comprender que esta visión reduccionista que se le ha querido dar al movimiento social termina por desconocer muchas de las realidades que han detonado en manifestaciones como las que hemos vivido. Aquí no estamos hablando de una carrera electoral, estamos hablando de una serie de peticiones que al día de hoy no han tenido respuesta”, aseguró. Para él, pensar que una orden de Gustavo Petro podría causar movilizaciones como las ya vividas sería un imposible. 

Aparicio opina que buena parte de las ideologías de derecha han encontrado en el movimiento social una nueva forma para conservar una narrativa que les permita mantenerse en el poder. “Conservar la hegemonía en el poder ha venido de crear una lógica del enemigo interno. Antes era más sencillo, pues las figuras de las guerrillas les permitían lograrlo. Desde la firma de los Acuerdos de Paz, esas figuras han sido más difíciles de encontrar; así que recurrieron a tomar el movimiento social, que reúne a sectores sociales muy diversos, como un nuevo enemigo para antagonizar”. 

Otro de los integrantes de la Primera Línea de Bogotá, que prefiere mantener su identidad en reserva, asegura que lo único que podría sacarlos a movilizarse nuevamente sería sentir que los derechos de los colombianos continúen siendo vulnerados: “A nosotros nadie nos ha dado garantías para la protesta. Ni líderes de izquierda, ni mucho menos los líderes de derecha, nos han permitido tener tranquilidad para salir a las calles. Por eso, que actualmente intenten utilizar nuestro movimiento como parte del circo electoral, para nosotros es muy problemático y no haremos parte de ese juego”. 

Ya no insisten en la amenaza

Pese a intentar contactarnos con varias de las personas que señalaban las declaraciones de Sofía Petro como una amenaza, únicamente el representante a la Cámara Edward Rodríguez, del Centro Democrático, respondió. Los demás aseguraron que preferían abstenerse y señalaron que, en realidad, ellos no habían hecho ninguna denuncia. 

El representante Rodríguez aseguró que él en ningún momento había señalado que Sofía Petro estuviera haciendo ninguna amenaza. Por lo contrario: “Una niña de 20 años tiene derecho a equivocarse. Y en todo caso, ni la hija de Petro ni la hija de Rodolfo deben ser objeto de daño en las redes sociales. Tiene que respetarse la vida, la intimidad, y ese es un llamado a las próximas elecciones para que respeten a la familia”. 

Adicionalmente, señaló que todas las denuncias sobre la posibilidad de un estallido social vienen asociadas a lo que él considera ha sido el liderazgo de Petro en protestas anteriores. Sin embargo, espera que en un futuro “se pueda dialogar más y protestar menos”.