14 Febrero 2022

Ministro Molano: responsabilidades en la fuerza pública son individuales

Crédito: Colprensa

El ministro de Defensa, Diego Molano, se refirió al relevo del general Jorge Herrera, resultado de la investigación en que 'Cambio' en alianza con 'Noticias Uno' reveló que había un acuerdo con narcotraficantes para atacar a las disidencias de Gentil Duarte.

El ministro de Defensa, Diego Molano, defendió la tarea de la fuerza pública y aseguró que las responsabilidades por las acciones delictivas o irregulares de los uniformados deberán ser asumidas de manera individual. “Quien  manche el uniforme de la patria deberá asumir su responsabilidad individual, pero el honor y  valor comprobado de las instituciones de nuestra fuerza pública jamás se debe poner en duda”, dijo.

Molano aprovechó un evento donde se anunciaba el aumento de policías en Funza, Cundinamarca, para referirse a la investigación del periodista Ignacio Gómez en la alianza Cambio-Noticias Uno, en la que el general Herrera Díaz habló de sus conversaciones y acuerdos con la banda de Los Pocillos para combatir las disidencias de Gentil Duarte, en Cauca. 

Pidió no generalizar y recordó que la orden del presidente Iván Duque es de cero tolerancia contra cualquier acto contrario a la Constitución y la ley por parte de los servidores públicos: “No vamos a permitir que actuaciones  individuales empañen el trabajo,  la abnegación y el servicio prestado a la patria por nuestros héroes y nuestras Fuerzas Armadas”. 

Horas después de la publicación de Cambio y Noticias Uno, el comando del Ejército expidió un comunicado de prensa donde anunció que el general Hernando Herrera Díaz fue removido de su cargo y que su caso sería trasladado a la "Fiscalía General de la Nación, para que se investigue no solamente al general allí mencionado, sino al personal militar que pudo participar en la reunión citada por el medio, pues era su obligación, en el momento, denunciar estas presuntas actividades ilícitas".

Una comisión de la  inspección general del Ejército fue enviada a  la Brigada 29 en Popayán, Cauca,  en búsqueda de más pruebas  y verificar si el comandante de Tercera División de la época  conocía lo que estaba ocurriendo con el general Herrera.

Este lunes, Molano  señaló también que  son más los uniformados que han cumplido su juramento de lealtad a la Patria y honrar su uniforme que este tipo de acciones se generalice, “Son nuestros soldados y militares quienes permanentemente lo arriesgan todo, hasta sus vidas, por proteger a sus compatriotas. Son ellos quienes dejan de compartir tiempo con sus familias, por compartirlo con los colombianos”. 

La investigación 

La reunión citada por el medio a la que se refiere el comunicado fue revelada en una investigación hecha por el periodista Ignacio Gómez, de Noticias Uno, para la edición de este domingo en Cambio Colombia. En ella, el general Herrera Díaz habló de sus conversaciones y acuerdos con la banda de Los Pocillos para combatir las disidencias de Gentil Duarte, en Cauca. 

En la reunión, el general explica cómo funciona la organización criminal de Los Pocillos, admite sus reuniones con ellos y las justifica como estrategia contra las disidencias de Gentil Duarte, que aún intentan tomar el control del corredor del río Micay. “Esa es la puta guerra”, concluye el general frente a su relación con el grupo narcotraficante.

Cambio conoció audios de las reuniones, que sucedieron en julio de 2019, y donde se puede escuchar con claridad que el general Herrera Díaz le contaba a sus oficiales subalternos que él se reunía con los jefes del narcotráfico en la zona. 

En el comunicado de este domingo, el Ejército menciona los audios revelados por Cambio: "Hoy al tener conocimiento, a través de la publicación de los audios que dan cuenta de comportamientos presuntamente irregulares de un oficial general, la institución dará traslado de la información allí contenida a la Fiscalía General de la Nación, para que se investigue no solamente al general allí mencionado, sino al personal militar que pudo participar en la reunión citada por el medio, pues era su obligación, en el momento, denunciar estas presuntas actividades ilícitas".

Además, en un segundo comunicado enviado por el Ejército a los medios en la noche de este domingo, afirman que "se ordenó el desplazamiento de una comisión de la Inspección General del Ejército para que realice las verificaciones de acuerdo a su competencia".

Ante los resultados obtenidos por el general Herrera Díaz en la Brigada 29 del Cauca, fue ascendido a mayor general y designado como comandante de la Sexta División del Ejército establecida en Florencia, Caquetá, y con jurisdicción en los departamentos de Vaupés, Caquetá, Putumayo y Amazonas. En el comunicado de este domingo, el Ejército afirma que "en el estudio realizado el año pasado en su momento al señor brigadier general Hernando Herrera Díaz, para ser considerado a ascenso al grado inmediatamente superior, no registraba investigación alguna penal o disciplinaria por los hechos registrados en la noticia o cualquier otro cuya situación diera lugar a un impedimento.

Cambio y Noticias Uno contactaron al general Herrera antes de la publicación de este domingo. El general llegó a la redacción de Noticias Uno solo, sin escoltas, y vistiendo un discreto saco de rombos en lugar de su uniforme. Allí escuchó las grabaciones y negó tener relaciones con la banda de Los Pocillos. Dijo que se trataba de un malentendido; que él sí recibía visitas de Caliche y Pocillo, pero como firmantes de la paz en labores misionales de su brigada. Olvidando que existe una grabación donde él mismo afirma que estos dos hombres son los que siguen controlando el narcotráfico en la zona. 

Además, Cambio y Noticias Uno contactaron al respecto al comandante del Ejército, general Eduardo Enrique Zapateiro, quien envió dos respuestas. En la primera, afirmó: “Es muy prudente que hagan llegar todos esos temas que ustedes tienen muy bien registrados y oficien de manera inmediata a los Entes de Control de forma URGENTE!!!!". En su segunda respuesta, el general Zapateiro envió una respuesta en siete folios, acompañados de un disco que, afirma, “permiten evidenciar con diáfana claridad que el planteamiento, reparación, ejecución y evaluación de las operaciones militares del Ejército Nacional, obedecen a un procedimiento operativo estandarizado, razón por la cual, quien infrinja, desconozca, omita, o extralimite el marco jurídico constitucional, legal o doctrinal de la FUERZA se verá expuesto a las acciones judiciales, disciplinarias y administrativas a que haya lugar”. En su comunicación, el general Zapateiro aseguró que evaluaría las pruebas una vez que las conociera a través de los canales oficiales institucionales.