9 Agosto 2022

Quince de los 26 presos fugados de la estación Santa Fe siguen libres

Crédito: Colprensa

En la mañana de este martes se registró una fuga de al menos 26 personas. La Policía ya recapturó a 11. El comandante de la Policía pidió a los ciudadanos avisar si ven a alguien esposado o sin cordones en los zapatos.

Por: Redacción Cambio

Los vecinos de la estación de Policía de la carrera 13 con calle 32, en Bogotá, se despertaron a las cuatro de la mañana, sobresaltados por el sonido de los disparos y los gritos de varios agentes, que reaccionaban a una fuga masiva de presos. Momentos antes, los detenidos habían vencido la resistencia de los barrotes y cruzado la puerta hacia la calle, donde salieron a correr en todas las direcciones. Uno cayó a pocos metros de la estación, herido por arma de fuego.

Un inventario improvisado arrojó 26 presos fugados, menos el que acababa de ser recapturado. De inmediato, los agentes organizaron un plan candado en las localidades de Los Mártires y Santa Fe que permitió la recaptura de 11 de los evadidos. Algunos todavía estaban esposados.

 

El comandante de la Policía en Bogotá, general Eliécer Camacho, señaló que la fuga se había provocado por el estado de deterioro de los muros y los barrotes y porque la estación no estaba diseñada para la detención permanente de presos. “Pedimos a los ciudadanos que observen personas sin cordones en los zapatos o esposados que informen a las autoridades”, añadió el general.

Los fugados permanecían en la estación a la espera de ser llevados ante un juez de garantías para legalizar la captura por los delitos de hurto calificado, homicidio y tráfico de estupefacientes, entre otros. Integrantes de la Justicia Penal Militar se encuentran haciendo inspección en el lugar de los hechos, hablando con testigos, revisando las cámaras y las órdenes de servicio para verificar el cumplimiento de los protocolos y órdenes respecto de la custodia de las personas privadas de la libertad.

Las primeras versiones apuntan a que los internos rompieron los barrotes oxidados de la celda principal y amenazaron con cuchillos a los custodios para posteriormente abrir las celdas de sus compañeros de fuga.

Agentes de la Sijin investigan una moto y un taxi en los que, al parecer, huyeron varios de los presos, mientras avanza el dispositivo para evitar que los 15 fugados que faltan salgan de la ciudad.