Voceros de paz y gestores de paz, estas son sus diferencias
16 Diciembre 2022

Voceros de paz y gestores de paz, estas son sus diferencias

Los siete voceros de paz no están condenados aún por la justicia y en su gran mayoría tienen detención domiciliaria por delitos como daño en bien ajeno, obstrucción de vías, perturbación al servicio de transporte público, entre otros.

Con el anuncio de la salida de siete jóvenes de la primera línea de las cárceles del país, el gobierno nacional explicó cuáles serán las labores de los llamados voceros de paz y aseguró que en nada tiene que ver con los 100.000 gestores de paz.

Por: Santiago Luque Pérez

Entre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsAppEntre aquí para recibir nuestras últimas noticias en su WhatsApp

Este viernes se conocieron los nombres de un grupo de siete jóvenes de primeras líneas que saldrán de las cárceles del país y que ahora serán voceros de paz.

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, aseguró que contrario a lo que se había rumorado, ellos no tendrán ningún papel en la negociación con grupos armados. Tampoco recibirán ningún pago, pues su figura es distinta a la de los llamados gestores de paz.

De acuerdo a lo dicho por el Gobierno nacional los voceros de paz cumplirán actividades para mejorar la convivencia ciudadana y nunca para diálogos con grupos armados ilegales. Además, dejaron claro que la libertad de estas personas no los exime de tener que presentarse ante las autoridades judiciales y continuar su proceso penal.

El ministro de Defensa, Iván Velásquez aseguró que “estos jóvenes asumen unos compromisos, primero deben firmar un acta en la que se comprometen a no cometer ningún hecho ilícito, a estudiar temas de negociación, diálogos en convivencia, y deberán hacer una presentación mensual de las actividades desarrolladas”.

En caso de incumplir alguno de estos deberes o no presentarse ante la justicia, la Comisión Intersectorial podrá revocar su nombramiento.

La Comisión Intersectorial para la Promoción de la Paz está integrada por los ministros de Interior, Justicia, Defensa, el director del DAPRE y el alto comisionado de paz.

“Una vez sean designados en tal rol se comprometen, además de la declaración de su lugar de residencia, a comenzar una ruta de acompañamiento, la cual incluye atención psicosocial y rendición de informe mensual al Alto Comisionado de Paz", reiteró el ministro de Justicia, Néstor Osuna.

Por su parte, el ministro de Defensa afirmó que por ahora los Policías no podrán ser cobijados bajo esta figura porque es necesario que hagan parte de una organización social. Sin embargo, no descartó que a futuro los uniformados presos puedan ser voceros de paz.

“Esta no es una característica que cumplan los miembros de la Policía Nacional, esa es la única razón por la que no se consideraron en esta primera selección. Lo que convenimos entonces en la comisión, fue discutir sobre posibilidades jurídicas, qué instrumentos podrían aplicarse, pero entendemos que por la ley 2272 no es posible”, afirmó el ministro.

Por otra parte, los gestores de paz, que recibirán un millón de pesos mensual, serán jóvenes que estén en zonas de alta vulnerabilidad y lo que se busca es evitar que cometan delitos. Ambos programas son distintos

En días pasados el ministro del Interior había dicho que este será “un ingreso que permita vivir con cierta dignidad, competir con el salario que entrega el grupo multicrimen y que, a cambio como contraprestación, pueda haber estudio”. Además de dejar claro que no tiene nada que ver con los miembros de primeras líneas.

Conozca más de Cambio aquíConozca más de Cambio aquí