Pequeñas acciones, ahorros grandes

A veces, ahorrar dinero es cuestión de prestar un poco más de atención en qué se gasta. Con pequeñas acciones diarias es posible reducir el consumo: cuidando los servicios públicos, haciendo compras inteligentes en internet o puliendo la lista del mercado. Ahora que todo sube y la vida se encarece, es hora de usar la plata de una manera más consciente y cuidadosa, y aquí le presentamos algunas ideas para ahorrar en el día a día.

Consejos para el diario vivir

-    Haga una lista de compra para el supermercado y trate de seguirla juiciosamente. Los antojos terminan sumando a la factura.

-    Investigue en dónde están más baratos los ítems de su lista de compras. Por ejemplo, en algunas tiendas son económicos los productos de aseo mientras que otras tienen los cárnicos a buen precio. Una mezcla razonable de diferentes tiendas puede generarle ahorros.

-    Revise la despensa antes de hacer mercado para sabe qué tiene y evitar las compras duplicadas.

-    Prefiera hacer la compra en plazas de mercado, pues generalmente tienen menos intermediarios y ofrecen mejores precios.

-    Ahorre en el gasto de servicios públicos: apague todas las luces innecesarias, desconecte los aparatos aún cuando estén apagados, reduzca el tiempo de baño –con lo que dura una canción es suficiente–, evite lavar el carro o regar las plantas con manguera, no lave los platos con agua caliente…

-    Prefiera comer en casa. Pero si se da un gusto y va a restaurante, aproveche los descuentos de happy hour o de reserva online, sea prudente a la hora de ordenar, evite las recomendaciones del mesero –generalmente están dirigidas a lograr un gasto más alto– y pilas con el alcohol, pues este suele significar la mayor porción de la cuenta. 

-    Pague a tiempo. En algunos gastos, como la administración, se ofrecen descuentos por el pago dentro del plazo y, por el contrario, en otros se penaliza la tardanza, como en la tarjeta de crédito.

Le puede interesar: 7 métodos para ahorrar plata

Si quiere comprar por internet

-    Aproveche los días de descuentos. A lo largo del año se suelen organizar días de grandes rebajas, que se pueden aprovechar con una planeación previa para hacer las compras importantes, como las de electrodomésticos o tecnología. Por ejemplo, en esta temporada de fin de año nos quedan dos días importantes de descuentazos: Black Friday y CyberLunes, que se llevarán a cabo a finales de noviembre.

-    Ensaye el método del carrito abandonado. Al hacer sus compras, agregue los productos al carrito y luego abandone: muchos comercios ofrecen beneficios para retomar los carritos y finalizar la compra.

-    Prefiera comprar en los comercios que tienen envíos gratuitos, descuentos u otras ofertas.

-    Evite las compras impulsivas: el mejor método para saber si realmente necesita eso que quiere es dejar que pasen unos días antes de comprarlo, para que el impulso se enfríe un poco y así evaluar más objetivamente el gasto.

ahorrar

Si va a viajar

-    Planee con suficiente anticipación sus viajes. Recuerde que cuanto más cerca de la fecha del viaje haga la compra, más caros encontrará los precios.

-    Utilice plataformas de descuento para comprar los tiquetes aéreos. Estas hacen compras masivas de tiquetes que luego ofrecen a sus clientes trasladándoles los beneficios. 

-    De ser posible, elimine a los intermediarios: arme usted su tour, compre el tiquete directamente, haga el booking del alojamiento, como donde comen los locales…

-    Evite los lugares de reconocida fama turística, pues suelen ser costosos. Si quiere ahorrar viajando, prefiera conocer los lugares que están fuera del circuito turístico habitual y alístese a vivir nuevas experiencias.

Le puede interesar: Defiéndase de la inflación

Si tiene carro propio

-    Mantener la presión de aire de las llantas en su nivel indicado por el fabricante puede significarle una disminución importante en el consumo de combustible.

-    Evite frenar y acelerar bruscamente. Una conducción suave, moderada y cuidadosa es clave para ahorrar en el carro.

-    En lo posible, prefiera la ventilación natural bajando las ventanas al uso de aire acondicionado, pues este consume potencia del motor elevando el gasto.

-    Evite utilizar gasolina extra, pues su costo es considerablemente más alto. Si la utiliza actualmente, puede pasarse a corriente sin que esto cause ningún problema al motor, salvo alguna leve disminución en la potencia. Hoy es momento de ahorrar. 

Peso a Peso, Paso a Paso es una colaboración periodística entre Cambio y Bancolombia para la educación financiera.