Que no lo tumben en Instagram

Protegerse como comprador no es difícil: solo debe seguir los siguientes consejos.

Si la cuenta tiene seguidores falsos, si no permite comentar, si ha cambiado varias veces de nombre o si ofrece precios muy bajos… Atienda estas y otras señales para comprar con seguridad.

Instagram es una de las redes sociales con más proyección de negocio y, de hecho, se ha convertido en una plataforma eficiente para las ventas on line. Actualmente, en esta red se puede encontrar todo tipo de productos y servicios, la mayoría de las veces ofrecidos por vendedores serios y que muestran respeto por sus clientes.

Pero entre una oferta tan grande, se pueden camuflar fácilmente las estafas. Además, la capacidad de personalización de publicidad que permite Instagram es utilizada por los cibercriminales para escoger el target de población que más les interesa según sus gustos o marcas favoritas.

Comprar en esta red es seguro, y además es una excelente vitrina para que los pequeños emprendedores y los negocios nacientes puedan promocionarse. Y protegerse como comprador no es difícil: solo debe seguir los siguientes consejos.

Revise la interacción

Es común que los estafadores compren cuentas de Instagram con miles de seguidores o también que paguen por seguidores falsos (bots). Por eso, la mayor parte de los usuarios son falsos y no interactúan dando me gusta, comentando o reproduciendo los videos. Si la tienda tiene miles de seguidores, pero sus interacciones son pocas, es una señal de alerta.

Revise los seguidores

Generalmente los bots tienen nombres de usuarios largos, pocos seguidores, siguen a miles de cuentas y no tienen casi publicaciones. Si encuentra que los seguidores de la tienda cumplen en su mayoría estas características, es probable que estén comprando bots para inflar sus usuarios y dar una sensación de confiabilidad.

Revise los comentarios

Puede ocurrir que las tiendas irregulares borren los comentarios negativos o incluso deshabiliten la opción de comentar para que los clientes no puedan expresar sus quejas, lo que es señal de que sus productos o servicios no sean satisfactorios.

Instagram

Consulte la info de la cuenta

Instagram permite conocer los detalles de algunas cuentas, especialmente las de empresa. Entre al perfil, haga clic al menú de arriba a la derecha y elija “información sobre esta cuenta”. Allí se puede conocer de qué país es la cuenta, cuándo fue creada y si ha tenido diferentes nombres de usuario. Por ejemplo, si una cuenta fue creada hace años, pero sus primeros posts apenas tienen unos meses; o si antes era una cuenta personal, luego una floristería y ahora una tienda de ropa, estas pueden ser señales de riesgo.

Contacte al vendedor

Mediante mensaje directo haga todas las preguntas que considere necesarias, incluyendo los tiempos de entrega del producto o servicio, así como las políticas de devolución y garantía que ofrece el vendedor. De igual manera, pida pasar la conversación a un número telefónico y solicite la dirección física desde donde opera el vendedor.

No crea en las oportunidades fantásticas

Uno de los principales rasgos de las tiendas fraudulentas es que buscan atraer víctimas anunciando precios más bajos que los que normalmente se encuentran en el mercado. Por eso, si el producto que busca está en un ofertazo sospechoso, absténgase.

Cuidado con el pago

Generalmente las compras a través de Instagram se deben pagar por adelantado, para que el vendedor haga en seguida el envío del producto. Para asegurar su pago, nunca entregue los datos de su tarjeta de crédito, a menos que le remitan a alguna pasarela de pagos reconocida en el mercado, como Wompi, Mercado Pago o PayU, entre otras. Si debe hacer el pago a Nequi u otros bancos virtuales, solicite todos los datos del titular de la cuenta.

Denuncie

Si detecta que el usuario es falso, lo más importante es que haga la denuncia. Para ello entre al su perfil, abra el menú de opciones, seleccione “reportar” y luego “spam”, para que así Instagram tenga un registro de que la cuenta es potencialmente fraudulenta.

Peso a Peso, Paso a Paso es una colaboración periodística entre Cambio y Bancolombia para la educación financiera.