13 Mayo 2022

Aleida por fin tiene boca

Después de pensar sólo para sus adentros, por primera vez el personaje de Vladdo puede expresarse en público. CAMBIO la entrevistó.

Paola Estrada
La actriz Paola Estrada representa a Aleida.

Por Diego Garzón

En estos días se presenta en el Teatro Nacional de la calle 71, en Bogotá, Aleida a flor de piel, obra basada en el famoso personaje creado por el caricaturista Vladdo. Allí, esta mujer salta de las viñetas al mundo real bajo la dirección de Sergio Cabrera, la actuación de Paula Estrada (Aleida) y de Vladdo, interpretando un texto que escribió Mónica Pardo con el caricaturista, esta obra habla de muchos de los temas y reflexiones que ha hecho este personaje femenino en los diferentes medios de comunicación donde ha estado desde 1999. La obra se presenta de jueves a sábado hasta finales de julio. CAMBIO aprovechó para hablar con Aleida.
CAMBIO: Aleida, ¿por qué será que uno se separa, empieza a gozarse la soledad, pero todos los caminos llevan a buscar nuevamente una pareja?
Aleida: 
Porque la soledad se disfruta mejor en compañía.
CAMBIO: Viendo la obra, a usted no le convence el matrimonio ni un poquito. ¿Será que usted está frustrada por no casarse?
A: 
Le cuento que estuve casada un tiempo y por eso sé de lo que hablo cuando me refiero a este tema. El problema no es el matrimonio en general, sino los malos matrimonios en particular. Me molestan, sobre todo, esos matrimonios “de interés social”; es decir, aquellos que solo sirven para guardar las apariencias o para salir en las páginas de farándula, así la relación de pareja sea un desastre.
CAMBIO: ¿Cuánto duró casada?
A: 
El doble.
CAMBIO: ¿Qué opina del lenguaje incluyente de hoy en día? ¿Le parece bien que uno hable de todos y todas todo el tiempo, etc?
A: 
Aunque en las discusiones políticas o académicas el lenguaje incluyente puede cumplir una función importante, en la vida cotidiana tiende a enredar la comunicación.
CAMBIO: ¿Usted se molesta con los piropos?
A: 
Todo depende del estilo y del contenido del piropo. Un buen elogio, en el momento adecuado, siempre es bienvenido.
CAMBIO: ¿El amor puede durar toda la vida?
A: 
Hay romances insoportables que a uno se le hacen eternos y hay amores grandiosos que son efímeros.
CAMBIO: Sabemos que las mujeres son inentendibles. ¿Qué cree que es lo más complejo en la mente de un hombre?
A: 
El principal problema de la mentalidad de los hombres es que son tan elementales que se vuelven predecibles.
CAMBIO: ¿Qué es para usted un buen polvo?
A: 
Los buenos polvos son como los buenos chistes: no necesitan explicación ni justificación.
CAMBIO. ¿Le ha preguntado a Vladdo por qué la dibuja sin boca?
A.
No, porque eso para mí no ha tenido importancia. Lo que sí sería imperdonable es que me pintara sin cerebro.
CAMBIO: ¿Le gustaría tener hijos?
A: 
No, gracias. La verdad es que la reproducción me parece mejor en términos editoriales que en términos personales.
CAMBIO: ¿Por qué es tan difícil conseguir a alguien que valga la pena? ¿O usted cómo ve eso?
A: 
Es un problema de expectativas. En muchos casos, esperar lo mínimo de un tipo ya es esperar demasiado.

"No me molesta que me paguen las cuentas, siempre y cuando no me pidan propina"; Aleida


CAMBIO: ¿Existe la fidelidad?
A: 
Con frecuencia.
CAMBIO: ¿Le da miedo quedarse sola?
A: 
El mayor encanto de la soledad es la posibilidad de encontrarse con uno mismo. Es una oportunidad que nadie se debería negar.
CAMBIO: ¿Cree que el poder es afrodisíaco?
A: 
El poder no siempre es afrodisíaco; pero el “no poder” siempre es decepcionante.
CAMBIO: ¿La poesía es afrodisíaca o eso ya no se usa?
A: 
Hay pieles que son poesía, y eso nunca pasará de moda…
CAMBIO: ¿Qué tan vanidosa se considera?
A: 
Lo suficiente como para subirme a un escenario a hablar durante una hora y media con los asistentes a una obra de teatro.
CAMBIO: ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser mujer?
A:
 Lo mejor: no tener que fingir fortaleza siempre; lo peor: tener que demostrar con demasiada frecuencia que la inteligencia no tiene género.
CAMBIO: Cuando compra ropa, ¿piensa más en cómo la verá un tipo o qué van a opinar sus amigas?
A: 
En cuestiones de ropa, las opiniones más contundentes son las de las amigas que no opinan; y las más sospechosas, las de los tipos que opinan demasiado.
CAMBIO: Fontanarrosa decía que es mejor el polvo primero y después sí ir a comer rico, porque al revés quedan los dos llenos, indigestados. ¿Usted qué opina?
A: 
El desorden de los factores no altera el producto.

"El problema no es el matrimonio en general, sino los malos matrimonios en particular".


CAMBIO: ¿Ha usado Tinder o Bumble?
A: 
No. Soy de la vieja escuela y me gustan las citas en persona, conocer gente en un restaurante, en un bar o en las reuniones con mis amigas…
CAMBIO: En una primera salida con un tipo, ¿quién debe pagar la cuenta? ¿Él? ¿Usted? ¿Por mitades?
A: 
No me molesta que me paguen las cuentas, siempre y cuando no me pidan propina.
CAMBIO: ¿Qué prefiere: un tipo inteligente y pobre o uno bruto millonario?
A: 
No todo en la vida tiene que ser plata. Lo peor de la gente bruta es que nunca se toma un descanso; ejercen las 24 horas del día, todos los días de la semana.
CAMBIO: ¿Qué es lo primero que les mira a los hombres?
A: 
Las intenciones.

Aleida con Vladdo
Vladdo, Paola Estrada, Sergio Cabrera (director del montaje) y Felipe Dothee, director de arte.


CAMBIO: ¿Qué le ha aprendido a Sergio Cabrera en estos días?
A: 
El poder de convencer sin levantar la voz.
CAMBIO: ¿Qué opina de Vladdo como actor?
A: 
No le ha ido tan mal pasando del papel impreso al papel escénico.
CAMBIO: ¿Qué es lo más difícil de hacer teatro?
A: 
Entender que en las tablas no hay cortes, repeticiones de escenas ni segundas tomas.