2 Junio 2022

Compañía Ilimitada, en el colegio que los vio nacer

Este sábado Compañía Ilimitada, la agrupación que integran Camilo Jaramillo (Piyo) y Juan Manuel Pulido (Juancho), se presentará en el auditorio del Gimnasio Moderno, de Bogotá.

Companyia Ilimitada
Juan Manuel Pulido (Juancho), izquierda, y Camilo Jaramillo (Piyo) integrantes de Compañía Ilimitada. Fotos de Édgar Trujillo Audiovisuales.

Compañía Ilimitada es uno de los grupos más emblemáticos de la historia en el rock colombiano. Y aunque han pasado muchos años desde los tiempos en que sus canciones sonaban a toda hora por la radio, Juan Manuel Pulido (Juancho) y Camilo Jaramillo (Piyo) han mantenido viva la llama del proyecto y andan muy activos celebrando sus 35 años de vida artística. Este sábado se presentan a las 7:30 pm en el Centro Cultural del Gimnasio Moderno. CAMBIO habló con Piyo acerca del concierto y de su visión del rock en la era del reguetón.
 

CAMBIO: ¿Sobre cuáles ejes va a girar la presentación de este sábado?
Camilo Jaramillo: 
Volvemos a nuestra alma máter (donde todo comenzó) celebrando 35 años de carrera profesional pero con una visión de presente y futuro. Aunque tocaremos los clásicos, mucho del show va a estar basado en canciones no tan habituales, pero muy significativas para nosotros como banda… es la primera que vez que verán el concierto de la gira 2022 con todos los elementos integrados, video, luces y puesta en escena, más los arreglos nuevos.
Este concierto lo presentamos en Cali y Medellín y fue fenomenal la respuesta del público. Además, lo diseñamos para ser vivido como una experiencia más allá de la música, habrá un buen bar, zona de comidas y merchandising, como todo el espíritu de un festival pero compacto en una sola noche.
Lo más importante es que todos, incluidos la banda y el equipo técnico, seguimos latiendo en un espíritu de rebeldía, (como en los años de colegio), en hacer lo impensable… hacer rock en español en 2022 (o 1980), salir a comernos el escenario así las rodillas nos duelan un poco más, a seguir yendo en contracorriente. Los viejos rockeros nunca mueren…¡dicen!
 

CAMBIO: ¿Cómo es el presente de Compañía Ilimitada?
C. J.: 
Creo que mas vigente que nunca. Desde octubre de 2021 venimos tocando esta Gira35, con más de 18 conciertos, ya sea realizados o agendados.
Tenemos una canción lista para lanzar a finales de julio o agosto, preparamos un video, cosa que no hacemos desde 1998 y en el segundo semestre tenemos planes para presentarnos en el Eje Cafetero, la costa Caribe y existe una posibilidad de realizar una gira corta en Estados Unidos.
 La vigencia también tiene algo que ver con la nostalgia, esa canción con la que te conectas con un momento de tu vida, con una música que te hacia vibrar, que te hacia rebelde o te daba identidad al cantarla en tu idioma y no en inglés. Hoy la música es mas efímera, todo se ha vuelto un inmediato fugaz, ya no son 15 minutos de fama como decía Warhol, sino 15 segundos como dicta Instragram.
 

CAMBIO: ¿Han seguido componiendo canciones?
C. J.: 
Seguimos produciendo ideas musicales y letras, por ahora cada uno por su lado esperando el momento de poder unificar eso en canciones.
Cada vez es mas difícil aunque parece mas sencillo, hoy las canciones son parte del algoritmo, que si el coro entra al inicio, que el ritmo tiene que ser diverso para atraer a múltiples audiencias y/o gustos,             ( ¿conoces BTS? ). Si no cantas bien, no importa, tienes el autotune.
Sin hablar del músculo financiero que una canción requiere para que sea visible hoy ante tal avalancha de música global, Los costos de visibilidad son inalcanzables para una banda que tiene una marca importante pero un público que no es nativo digital.
Pero que quede claro, las ideas están ( y son increíbles ) solo falta hacer una curaduría, sentarnos a componer y no pensar tanto en la industria y las estadísticas. Todavía tenemos cosas por decir…
 

CAMBIO: ¿Cómo ven ustedes el panorama del rock en Colombia?
C. J.: 
Es como el multiverso de Marvel. El rock existe en alguno de esos inframundos pero no es el más visible. La escena del rock eran los bares, las revistas, los fanzines, la radio, los casettes piratas, los periodistas amigos, los fans, los DJs… ese inframundo que hoy ya no existe o es una especie en vía de desaparición.
El rock sigue vivo pero no con el brillo de otra era. Los festivales como Cordillera y Día del Rock son prueba de ello. Que Coldplay venda dos noches agotadas son señales de alivio pero la escena también la pasa duro, los artistas hoy vivimos del ‘pay to play’… “tú llega acá, pon todo y yo te doy el 80 por ciento de la entrada”.
Si uno mira las listas de popularidad aquí o en Estados Unidos, no encuentra ni una sola canción de rock (o máximo una o dos), tengo la sensación de que son las generaciones más adultas las que mantienen viva la llama del rock porque no les interesa despegarse de lo que los nutrió de jóvenes y por que hoy o ya no hay estrellas de rock o la oferta no los logra cautivar como pasaba antes.
CAMBIO:¿Cuál papel juega el rock en una escena que parece dominada por el reguetón y expresiones urbanas similares?
C. J.: 
El rock fue el transgresor de una sociedad conservadora, el rock en español usó algo de eso y marco una fuerte impronta en la gente criada musicalmente en los 80 y 90. Hoy, el mundo es otro; hoy todos tienen derecho a ser transgresores vía Twitter o por el canal que elijas o compres si tienes el dinero para esa voz.
La música siempre ha sido el símbolo de la cultura de quien la vive. Hoy somos musicalmente reguetón y urbano. Por algo será.

Compa Ilimitada