25 Junio 2022

Con corazón de tiple

«Los débiles no luchan. Los más fuertes quizás luchen una hora. Los que aún son más fuertes, luchan unos años. Pero los más fuertes de todos, luchan toda su vida y éstos son los indispensables» Bertolt Brecht

Pett Martínez
Producción: Liliana Lombana

Debo comenzar con esta frase porque el maestro Pedro Nel Martínez, “El Tiple de Oro de Colombia”, es indispensable para la música folclórica colombiana. Esta semana se cumplen 60 años desde que se subió a una tarima empuñando un tiple. Para los que no lo conocen, y le hablo especialmente a esas nuevas generaciones sumergidas en el perreo, el tiple es el único instrumento nacido en Colombia, en medio de las montañas, con aromas de café y hierbas frescas. Sí, un instrumento con doce cuerdas, melódico, que cada vez que suena hace estremecer hasta los más duros corazones. Por eso, la labor titánica del maestro Martínez hoy debe ser reconocida, pues no solo se ha encargado de difundir nuestros aires como el bambuco, el torbellino, la guabina o el pasillo a lo largo del territorio nacional, sino que también ha llevado el tiple como su bandera por el mundo. Por ejemplo, como invitado al Gran Concierto de Maestros del Mundo realizado en Corea, o regalando un concierto estremecedor y lúdico a los niños víctimas del tsunami en Japón. 

" "

Es difícil en un país donde el apoyo a la cultura es limitado, luchar con convicción y entregar su vida a una sola misión, defender el tiple como si solo le perteneciera a él. Desde que tenía uso de razón vio a su padre Samuel, surrunguear el tiple en las famosas romerías que realizaban desde los pueblos de Santander para ir a visitar a la Virgen de Chiquinquirá. Después ya con un poco de conciencia, recuerda el maestro que cuando tenía 13 años, se volaba por la ventana de su casa a darle serenatas a novias ajenas, sentado en los andenes de las calles empedradas de su hermoso terruño Charalá, en el departamento de Santander, siempre con la complicidad de su hermano Rodolfo. 

Ganador en tres ocasiones del concurso nacional de tiple, por esta razón se ha convertido en un referente para los pocos amantes que quedan de la música colombiana.

Desde esa época no ha dejado nunca de lado su tiplecito bohemio como lo llama con ternura, no solo porque le ha dado el alimento para su familia, sino porque le ha regalado momentos inolvidables, departiendo en los mejores escenarios, junto a intérpretes inolvidables como José Alfredo Jiménez, Leo Marini o el presentador Jacobo Zabludovsky en México. Ganador en tres ocasiones del concurso nacional de tiple, por esta razón se ha convertido en un referente para los pocos amantes que quedan de la música colombiana. En otra etapa de su vida mezcló con mucho talento el tiple con el humor, durante 18 años, de la mano de Humberto Martínez, el gran Salustiano Tapia, escribió y actuó para el programa Sábados Felices, haciendo el personaje de Surrucuca, un santandereano de pura cepa.

Sigue dando conciertos, sigue componiendo melodías para su tiple, cargando con orgullo el ser declarado “Gran Maestro del Patrimonio Nacional” por el Ministerio de Cultura, viendo niños ganar el concurso nacional de tiple, que lleva su nombre.

" "

Hoy tiene 74 años, bien vividos, según él. Sigue dando conciertos, sigue componiendo melodías para su tiple, cargando con orgullo el ser declarado “Gran Maestro del Patrimonio Nacional” por el Ministerio de Cultura, viendo niños ganar el concurso nacional de tiple, que lleva su nombre. Esa ha sido la vida del maestro Martínez, siempre entre doce cuerdas, aprovechando que Colombia es uno de los países con más ritmos folclóricos propios en el mundo, diciendo que interpretará su tiple hasta que Dios le quite el aliento. El primero de julio algunos de los artistas más representativos de nuestro folclor, como los maestros, Beatriz Arellano, Mauricio Carvajal, Ignacio Ramos, Ramiro Pilonieta, Mario Martínez, Jeymy Ayala, César Castro y Domingo López; se reunirán en el mágico Teatro Santander de la ciudad de Bucaramanga, para hacerle un homenaje a esos 60 años llenos arte. Así nosotros hacemos un pequeño homenaje a ese artista silencioso, que llena de orgullo a Colombia y que sin duda es el único que vive con corazón de tiple.

" "