25 Abril 2022

Juan Esteban Constaín: “El encierro nos hizo refugiarnos en la literatura”

Un episodio de la vida real que Juan Esteban Constaín leyó en un periódico fue el punto de partida de “Cartas abiertas”, su nueva novela.

CAMBIO. ¿Qué lo impulsó a escribir Cartas abiertas?

Juan Esteban Constaín. El hallazgo de una noticia delirante y conmovedora: la de una cartero argentino que en vez de entregar las cartas que le encomendaban, las abría y se las leía, como una novela, a su suegra ciega. Esa imagen es el punto de partida de Cartas Abiertas: la historia de un ladrón de cartas que interviene, para bien, en el destino de quienes están en ellas, como personajes de ficción. Eso también es la vida.

CAMBIO. ¿Cartas abiertas es una novela histórica, o un pretexto para recrear desde la ficción episodios de la historia?

J.E.C. No: no es una novela histórica. De hecho, en Cartas Abiertas quise soltarme del 'borde de la piscina' y pensar mucho más en la ficción que en la historia y sus personajes, que habían sido, sin duda, la materia prima de mis novelas anteriores, aunque siempre con la intención de distorsionar el pasado desde la literatura. Aquí esa intención es mucho más evidente y se expresa en un episodio de la vida colombiana que ocurrió y parece una invención: la guerra ––y la paz–– entre Bélgica y Boyacá.

Juan estéban Constaín.
Juan esteban Constaín. Foto de David Rugeles, cortesía de Revista Diners.



CAMBIO. Usted escribió este libro durante la pandemia. ¿Qué tanto influyó esa circunstancia en la elaboración del texto y el resultado final?

J.E.C. Pues lo empecé a escribir en el 2015, cuando algo tan recurrente en la historia como una pandemia parecía a la vez una pesadilla ya superada del pasado y un vaticinio imposible de la ciencia ficción. Y sin embargo, ya lo sabemos, ocurrió. Pero a finales del 2016 yo ya había abandonado Cartas Abiertas y sí la retomé durante el confinamiento. Lo más curioso es que terminé de escribirla en una vieja máquina de coser Singer, con pedal y todo, que usé como escritorio, y esa me parece una metáfora perfecta de la ficción y de lo que hace un escritor. Creo que el encierro (como ha pasado siempre con las pestes en la historia) sí nos hizo refugiarnos a todos en la literatura. Mi caso no es la excepción.

CAMBIO. ¿A qué se debe su interés por la historia?

J.E.C. Es muy antiguo, heredado casi de familia. La historia es la síntesis de la experiencia humana sobre la Tierra: la gran pregunta, siempre, y la gran respuesta también: la forma más compleja y completa de ocuparse de los conflictos y rasgos de nuestra especie, tanto en el plano individual como en el colectivo. También me interesa la dimensión narrativa de la historia: la historia como relato, desde las construcciones más rigurosas y científicas, digamos, y sé todos los debates que laten allí, hasta la forma como la literatura puede recrear, comprender y hasta enriquecer el pasado.

Cartas abiertas Portada