12 Mayo 2022

“La lente y el ojo de Smith fueron una forma increíble de contar esta historia”: Andrew Levitas, director de Minamata.

Una tragedia de la vida real, provocada por el uso irresponsable del mercurio en una fábrica, llega a la pantalla en 'El fotógrafo de Minamarta', que protagoniza Johnny Depp. Entrevista con Andrew Levitas, su director.

Johnny Depp
Johnny Depp interpreta a W, Eugene Smith, el reportero gráfico que viaja a Minamata.

Entre 1932 y 1968 una empresa química japonesa arrojó a la bahía de Minamata, en la isla de Kyushu, en el extremo occidental de Japón, 81 toneladas de mercurio. La fábrica producía acetaldehido y cloruro de vinilo, y utilizaba sulfato y cloruro de mercurio como catalizadores del procedimiento. Entre 1956 y 1965 murieron 111 personas que consumieron mariscos contaminados por mercurio y más de 400 personas tuvieron severos daños neuronales. Además, nacieron muchos niños con daños de madres que no habían mostrado ningún síntoma.
El fotógrafo de Minamata, dirigida por Andrew Levitas, se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Berlín el 21 de febrero de 2020 y estará en salas de cine de Bogotá, Medellín y Cali a partir del 19 de mayo. Johnny Depp interpreta a Eugene Smith, un veterano fotógrafo de la Segunda Guerra Mundial al que la revista Life envía a Minamata para que haga un reportaje gráfico de la tragedia. Cambio habló de la película con Andrew Levitas.
CAMBIO: ¿Por qué una película sobre W. Eugene Smith y el desastre de Minamata ahora?
Andrew Levitas: 
No vale la pena el esfuerzo, el tiempo y el sacrificio que supone hacer este tipo de película si no estamos transmitiendo un mensaje sobre los eventos del desastre de Minamata. Nos fijamos parámetros sobre cómo contaríamos nuestra historia. Se gastó mucha energía en este proyecto pero fue un ejercicio creativo. Se trataba principalmente de transmitir el mensaje de una manera dinámica y auténtica para que pudiéramos llegar a la mayor cantidad de personas posibles, independientemente de su edad. Queríamos contar una historia que la gente quisiera compartir entre sí.

CAMBIO: ¿Recuerda cuando se encontró por primera vez con el trabajo de W. Eugene Smith?
A. L.: 
Para mí, él siempre estuvo ahí. Sin embargo, debo decir que mi interés en hacer esta película no estaba centrado directamente en Eugene Smith. Tampoco creo que esta sea una película sobre Eugene Smith. Debido a que Johnny Depp está interpretando a Eugene Smith seguramente será algo de lo que la gente quiera hablar. Pero nunca tuvo la intención de ser una película biográfica de Smith. Contamos su historia de manera auténtica. Sin embargo, para mí, Eugene fue una herramienta para contar la historia de Minamata. La lente y el ojo de Smith fueron una forma increíble de contar esta historia.

CAMBIO: ¿Cuál fue su enfoque para contar esta historia y elegir desde qué perspectiva se contaba?
A. L.: 
Cuando estábamos en el proceso de escritura, pensamos mucho en la perspectiva. La película comienza totalmente enfocada en Smith. A los 20 minutos nos alejamos de esta perspectiva por encima del hombro. A medida que avanza, la gente de Minamata cuenta la historia. En los últimos treinta minutos, Johnny tiene alrededor de treinta palabras de diálogo. Creo que fue muy audaz por parte de Johnny aceptar una película en la que en el último tercio él se desplaza a un segundo plano. Pero para nosotros era importante que la historia y el mensaje vinieran desde la perspectiva correcta.

Escena película
Johnny Depp y Minami Hinase.


CAMBIO: ¿Cómo captar el interés del espectador?
A. L.: 
Queremos que la gente se apoye en la historia que estamos contando. Creo que hay dos tipos de películas. El primer tipo es cuando te sientas en tu asiento. La segunda es cuando te inclinas hacia adelante. Queríamos que nuestra película fuera una en la que el público se sienta en su asiento y se incline hacia adelante con ganas de aprender más sobre esta película. Cuando estábamos probando la proyección de la película y trabajando en la edición, noté que en la última mitad de la película el público se inclinaba. Y fue entonces cuando pensé que habíamos logrado lo que pretendíamos hacer.
CAMBIO: ¿Qué tenía Johnny Depp que te hizo pensar que sería perfecto para interpretar a W. Eugene Smith?
A. L.: 
De hecho, Johnny me eligió a mí, en lugar de que yo lo hiciera a él. Johnny realmente no produce películas, pero se involucra en proyectos buenos y artísticamente creíbles que le apasionan. Mucho de esto está detrás de escena, y no creo que la gente siempre esté al tanto de los proyectos creativos en los que está involucrado en todo el mundo. Sintió que este era el momento adecuado para contar esta historia. Se acercó a mí y nos juntamos y discutimos mis antecedentes. Inicialmente, hablamos menos sobre los personajes y los puntos de la trama y, en cambio, nos enfocamos en las ideas que queríamos transmitir y cómo queríamos que la gente se sintiera. Mantuvimos a Eugene en nuestras mentes y pensamos en cuán diferente es su trabajo al trabajo que vemos hoy.

Escena del film
CAMBIO: ¿Cómo lograron caracterizar un personaje tan complejo?
A. L.: 
Hay muchas imágenes, ya sea en el mundo del arte o en los medios que están diseñadas para impactar. Cuando sorprendes a alguien haces que se aleje de lo que estaba mirando, que es exactamente lo que no hicimos. A menudo, en las imágenes de Eugene está lo mejor y lo peor de la humanidad en una misma imagen. Lo bueno nos atrae naturalmente, lo buscamos y lo encontramos en sus fotos, y eso es lo que queríamos hacer con nuestra película.

CAMBIO: En la película, recrea muchas de las fotografías icónicas de Eugene Smith de este período en una serie de cuadros. ¿Cuál fue su enfoque creativo para dar vida a estas imágenes?
A. L.: 
Uno de los regalos de este proyecto fue que trabajé con tantos grandes artistas para contar esta historia. Todos fueron muy considerados y dedicados a cómo abordar este aspecto de la película. Hubo miles y miles de opciones sobre cómo replicaríamos estas imágenes, pero se prestó la misma atención a todo, desde los detalles más pequeños hasta las decisiones más importantes. Creo que en el mundo de hoy, Eugene Smith estaría haciendo películas en lugar de ser fotógrafo, y tenía eso en mente mientras hacía la película. Una de las ideas que se nos ocurrió fue que queríamos seguir el enfoque de Eugene en su trabajo. Sus imágenes son difíciles de mirar, pero también están llenas de esperanza. No te alejas de su trabajo, te atrae.

CAMBIO: ¿Qué tenía Benoît Delhomme que te hizo elegirlo para ser tu director de fotografía?
A. L.: 
Fue mi verdadero compañero en esta película. Filmamos esta película de una manera en la que no siempre sabíamos qué sucedería exactamente en una escena, por lo que iluminaba las habitaciones y los ambientes con estas pequeñas luces del tamaño de un libro de texto. Se metió dentro de estas escenas con los actores, y estábamos filmando tomas de 30 minutos e hicimos un trabajo hermoso. Si bien su habilidad técnica es excepcional, es su conectividad emocional con la cámara lo que lo logró. No cubre escenas, está por delante de donde debe estar en un momento dado. Es una mezcla de instinto y corazón.

CAMBIO: Utilizaste ubicaciones suplentes para Japón. Háblame de tu elección de ubicaciones.
A. L.: 
Al tener un presupuesto ajustado, teníamos que ser inteligentes. Filmamos en Japón, pero no con ninguno de nuestros actores. Además de las imágenes, todo el sonido se grabó en Minamata. El agua, los pájaros, la lluvia, los truenos. Estos fueron el tipo de detalles que creo que hicieron la película.

CAMBIO: Esta es una película independiente, con un presupuesto independiente, pero no parece haber obstaculizado cómo querías contar esta historia, ¿cómo lo lograste?
A. L.: 
El tema es que cuando tienes mucho dinero tienes más tiempo y muchos juguetes. Puede hacer que una película sea accesible imitando las cosas que hacen en las películas de mayor presupuesto. Estábamos limitados por el dinero, pero teníamos artistas increíblemente talentosos colaborando para lograrlo, lo cual creo que hicimos.

Afiche