15 Septiembre 2022

Así será la expedición científica en los Montes de María

Crédito: Yamith Mariño

CAMBIO conversó con el Instituto Humboldt para conocer detalles de la expedición que llegará a los Montes de María, una de las zonas más golpeadas por el conflicto armado. Con esta actividad científica buscan conocer la biodiversidad de la región y apoyar el desarrollo de sus habitantes.

Por: Santiago Luque Pérez

El ministro de Ciencia, Arturo Luna Tapia, anunció a principios de septiembre que junto con el Instituto Humboldt realizarán una expedición a los Montes de María. CAMBIO conversó con Felipe García, investigador del Instituto Humboldt, que coordina el programa de ciencias básicas de la biodiversidad para conocer detalles de la expedición.  

Las expediciones no son nuevas, la articulación empezó en 2016 entre Colciencias y varias instituciones, entre ellas el Humboldt. El investigador también señaló que la importancia del trabajo que realizarán en los Montes de María será el estudio del bosque seco tropical, un ecosistema que ha sido muy afectado por el cambio climático y del que se ha estudiado muy poco.

CAMBIO: ¿Qué tan comunes son las expediciones científicas?

Felipe García: El programa de expediciones arrancó en el año 2016 aproximadamente. En ese momento Colciencias creó el programa Colombia Bio, que inició con una serie de expediciones que el Instituto Humboldt lideró en algunas regiones del país y a las que se sumaron muchas instituciones. En el gobierno de Juan Manuel Santos se hicieron 21. El programa continuó con el presidente Iván Duque y de hecho, ya con el Ministerio de Ciencias, tuvimos un convenio donde hicimos unas expediciones que se llamaron Alas, cantos y colores, que fueron con énfasis en aves. Después firmamos otro convenio que llamamos como una biodiverciudad en el que hicimos unas expediciones en Barranquilla enfocadas en temas agroalimentarios y de aves y que ya terminamos, en este momento estamos entregando resultados. Como ves las expediciones ya llevan varios años y han tenido variaciones interesantes.

CAMBIO: ¿Por la fecha de inicio se podría decir que estas expediciones nacieron con el proceso de paz?

F.G.: Estás totalmente en lo cierto, esto tuvo conexión con el proceso de paz. Por ello se visitaron territorios que inclusive habían sido anteriormente territorios de dominio de las Farc. Tuvo un sentido que era llevar científicos a sitios que no se habían explorado por décadas o que sencillamente no se había explorado. Fue la principal motivación en ese momento, pero eso ha ido cambiando y ahora son varias las motivaciones para hacer las expediciones científicas.

CAMBIO: ¿Y cuáles son las motivaciones en este momento?

F.G.: Como te lo contaba, van cambiando. Por ejemplo, con las expediciones de Aves, cantos y colores, lo que hicimos fue un recorrido por los lugares que visitó un naturalista del Museo de Historia Natural de Estados Unidos hace 100 años y que hizo la colecta más grande que se ha hecho en el país de aves. Eso fue como entre 1910 y 1917, toda esa información estaba presente y lo que se quiso fue recorrer esos mismos lugares para ver la biodiversidad de aves y fauna que hay hoy día. Se hicieron cinco expediciones: en Fusagasugá, en Cundinamarca; Honda, en Tolima; San Agustín, en Huila; Morelia, en Caquetá, y en Nariño, Barbacoas. Se hizo un trabajo en el que se vincularon a las comunidades y en el que se buscó fortalecer los modelos de aviturismo.

CAMBIO: Y en el caso Montes de María, ¿cuál es el objetivo?

F.G.: Montes de María es un lugar muy interesante porque tiene un enclave de un ecosistema que está amenazado en Colombia, que es el bosque seco tropical. Si bien se han hecho trabajos previos y el Instituto Humboldt ha trabajado en los Montes de María con caracterizaciones de plantas y cámaras trampa para caracterizar fauna, en esta expedición queremos hacer un énfasis en los agroecosistemas. Es un tema muy interesante de agricultura campesina y queremos caracterizar qué está pasando, la relación de los agroecosistemas con las comunidades y qué ha pasado con la transformación del bosque seco tropical. Y otro elemento que queremos ver es cómo este bosque se ha adaptado al cambio climático. Queremos producir conocimiento de esta biodiversidad en estos contextos. Además, esperamos trabajar mucho de la mano de las comunidades locales e involucrarlas en los procesos de investigación y ver las posibilidades de vincular sus trabajos alrededor de la bioeconomía para fortalecer sus organizaciones campesinas y ver cómo todo esto aporta a la conversación del bosque seco tropical que ha sido tan amenazado.

CAMBIO: Podríamos explicarles a las personas ¿cuáles van a ser los tiempos de la expedición? 

F.G.: Esta expedición tiene una fase de socialización del trabajo, ahí se hace un codiseño con las organizaciones y actores locales. Esta etapa dura entre dos y tres meses. Llega un punto en el que ya entran los investigadores y empiezan a hacer la colecta de las especies, que en los Montes de María van a ser de plantas y de insectos. Va a haber una participación grande de investigadores locales, vamos a trabajar con la Universidad de Sucre y las comunidades. También estarán algunos especialistas externos que nos van a acompañar en el proceso. Esta fase en campo puede durar aproximadamente un mes, ahí es donde se recoge la información. Después viene el procesamiento en el que se caracteriza todo lo que se colecta, se hacen unos análisis desde la biología y la ecología, para posteriormente hacer unas jornadas de socialización con las comunidades. El convenio que vamos a firmar va a ser de nueve meses.

CAMBIO: ¿En qué fecha iniciará la expedición?

F.G.: En octubre hacemos el lanzamiento, se presenta la gran alianza con el Ministerio de Ciencias y ahí arranca el cronograma en el que las comunidades empiezan a definir los momentos de la expedición como tal.

CAMBIO: Para terminar, ¿cómo ven el panorama de seguridad en los Montes de María?

F.G.: Ese es un tema que hemos venido analizando y sabemos que hay zonas que pueden estar más complicadas y que pueden ser de mayor cuidado. Nosotros hacemos un estudio de seguridad, pero es importante para nosotros hacer todo con las comunidades, es la principal acción en función de garantizar la seguridad de todos. Nosotros no llegamos de manera irresponsable y nos metemos a campo. Así ha sido en todos los lugares donde hemos trabajado, si la comunidad nos dice que no podemos entrar, no lo hacemos.