29 Septiembre 2022

Graves daños medioambientales por fugas de Nord Stream

Crédito: Danish Defence/handout/AA/ picture alliance

La detección de una cuarta fuga en los gasoductos rusos Nord Stream parece disipar cualquier otra opción que no sea el sabotaje para explicar esos escapes.

Por: Deutsche Welle

Dinamarca y Suecia han abierto sendas investigaciones, que avanzan no obstante con lentitud debido a que sigue saliendo gas de las tuberías.

La Dirección General de Energía danesa informó ayer de que ha salido más de la mitad del gas y que el flujo podría detenerse este domingo, lo que permitiría una inspección submarina.

Mientras, Alemania evalúa los daños medioambientales en el Báltico. Las fugas provocarán emisiones tóxicas por el equivalente de 7,5 millones de toneladas de CO2, según un comunicado emitido este jueves (29.09.2022) por la Agencia Federal de Medio Ambiente (UBA) y basado en estimaciones sobre el volumen de gas acumulado en esas tuberías.

Ni el Nord Stream 1 ni el 2 estaban en servicio. El primero interrumpió los suministros hace semanas, al alegar Moscú problemas técnicos, mientras que el segundo nunca entró en funcionamiento.

La ministra alemana de Medioambiente, Steffi Lemke, había avanzado ya el miércoles que las fugas no entrañan peligros graves para el ecosistema marítimo, pero sí para la atmósfera.

Greenpeace, por su parte, aseguró que las fugas pueden liberar casi 30 millones de toneladas dióxido de carbono, lo que equivale a dos tercios de las emisiones anuales de Dinamarca.

Acusaciones de sabotaje

Desde luego, la aparición de las fugas ha desatado acusaciones de sabotaje.

El gobierno ruso dijo que sospecha "la implicación" de un Estado extranjero en las cuatro fugas detectadas en los gasoductos, sin mencionar un país en particular. "Es muy difícil imaginar que un acto terrorista de este tipo pueda ocurrir sin la participación de un Estado", dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, llamando de nuevo a "una investigación urgente".

"Se trata de una situación extremadamente peligrosa", repitió Peskov, después de que Rusia abriera el miércoles una investigación por "acto de terrorismo internacional".

Por su parte, la OTAN denuncia actos de sabotaje "deliberados, desconsiderados e irresponsables".
EE. UU. rechaza acusaciones

Este jueves, la embajadora estadounidense ante la OTAN, Julianne Smith, afirmó que su país "no tiene nada que ver con las fugas que están ocurriendo" en el gasoducto y tildó "absurdo” que alguien pueda decir lo contrario.

VT (efe, afp)