28 Septiembre 2022

Los glaciares suizos se derritieron a una velocidad récord este año

El glaciar Pizol ha prácticamente desaparecido, como muestra aquí el investigador Matthias Huss, en una imagen de archivo.

Crédito: Gian Ehrenzeller/KEYSTONE/dpa/picture alliance

Los glaciares suizos se han visto perjudicados por los gases de efecto invernadero y las olas de calor en verano

Por: Deutsche Welle

Los glaciares de Suiza perdieron 6% de su volumen total este año debido a un invierno seco y las sucesivas olas de calor veraniego, según un informe de la Comisión Criosférica de la Acedemia Suiza de las Ciencias divulgado el miércoles (28.09.2022). "El 2022 fue un año desastroso para los glaciares suizos: todos los récords deshielo fueron pulverizados", afirma la Comisión, para la cual una pérdida del 2% en 12 meses era considerada previamente como "extrema".

Tres kilómetros cúbicos de hielo se han derretido, según el informe. "No es posible detener el deshielo a corto plazo", afirmó el profesor de glaciología Matthias Huss, jefe de Monitoreo de Glaciares en Suiza, que documenta los cambios de largo plazo de los glaciares en los Alpes y es coordinado por la CC. Si se reducen las emisiones de dióxido de carbono y se protege el clima, "se podría salvar un tercio del volumen total en Suiza en el mejor de los casos", declaró a la agencia France Presse. Por otro lado, el país "habrá perdido todo para finales del siglo".

"La pérdida fue especialmente dramática para los glaciares pequeños", según la Comisión. Los glaciares Pizol, Vadret dal Corvatsch y Schwarzbachfirn "prácticamente han desaparecido, las mediciones fueron descontinuadas", señaló la comisión. En las regiones Engadine y sur de Valais, ambas en el sur, "desapareció una capa de hielo de cuatro a seis metros de grosor a 3.000 metros sobre el nivel del mar", indica el reporte. También se registraron pérdidas importantes incluso en los puntos de medición más altos, como la montaña Jungfraujoch, de casi 3.500 metros.

"Las observaciones revelan que muchos glaciares se están desintegrando y que se asoman pedazos de roca entre el delgado hielo en medio de los glaciares. Estos procesos están acelerando el declive", indica el informe. De repetirse unas condiciones así en los próximos 50 años "el impacto sería mucho más fuerte", afirma el informe. El deshielo deja a su vez a la vista cuerpos desaparecidos hace décadas u objetos, incluido un avión.

(afp)