29 Mayo 2022

Coalición Centro Esperanza, resignados pero felices con resultado de Fajardo

Con música del Pacífico, papayera y discursos sobre la necesidad de seguir trabajando a mediano y largo plazo, la Coalición Centro Esperanza recibió los resultados de la primera vuelta electoral por la Presidencia de la República.

Mientras esperaban la llegada de Sergio Fajardo, sus seguidores y equipos de Dignidad, Compromiso Ciudadano y el Nuevo Liberalismo hablaban animados de lo que será el futuro para una coalición que obtuvo apenas un poco más del 4 por ciento de los votos y que ahora le apostará a las elecciones regionales. 


Con un emotivo discurso, Sergio Fajardo invitó a sus seguidores a mantener la esperanza y anunció que la Coalición iniciará reuniones desde este lunes para analizar el nuevo escenario político y decidir la dirección de sus próximos anuncios. 


Por su parte, Fernando Cristo reconoció que el resultado electoral es "un golpe duro" para la coalición, pero aceptan la decisión de los colombianos que "votaron por un cambio, pero uno distinto al que representaba la Coalición de la Esperanza", por lo que felicitan a los dos candidatos que pasaron a la segunda vuelta. 


Tanto Cristo como Fajardo destacaron la responsabilidad que tienen los dos candidatos dado el momento político, social y económico que atraviesa el país. "Ojalá se dé un debate serio, con argumentos, con propuestas en el que le apostemos a que Colombia mejore después del pésimo gobierno uribista de Iván Duque", concluyó Cristo. 

Para profundizar


El concejal Martín Rivera, integrante de Compromiso Ciudadano y antiguo gerente de campaña en Bogotá de Sergio Fajardo, señaló que para el movimiento ciudadano es un reto importante mantener la unión con los demás movimientos y partidos para “conformar un centro fuerte” que se enfrente a las elecciones locales de 2023 y las presidenciales de 2026.
Pese a la estrepitosa derrota, al discurso final de Fajardo le siguió una papayera, que amenizó el evento mientras los representantes de la coalición dejaban el salón. Sus seguidores se quedaron para hablar, para hacer apuestas sobre el futuro y felicitarse por la campaña.