17 Agosto 2022

¿Cuál es el ingreso de un congresista?

En los últimos 20 años se han presentado más de 18 proyectos de ley para ajustar el sueldo de los parlamentarios.

Crédito: Colprensa

Colombia es el país de Suramérica donde más salario reciben los parlamentarios, tanto en dólares como en el equivalente al número de salarios mínimos de cada país. En un momento en el que en el Congreso se discuten dos proyectos para ajustar la remuneración mensual, CAMBIO le presenta en detalle un desglose de los ingresos de los congresistas.

Los congresistas colombianos son los mejor pagados de América Latina, tanto en dólares como en el equivalente al número de salarios mínimos de cada país.

El salario de un congresista en Colombia es de 35.315.645 pesos. Este valor quedó establecido después de que el expresidente Iván Duque aprobara un aumento de 2,61 por ciento días antes de abandonar la Casa de Nariño. 

El aumento del 2,61 por ciento afecta los tres rubros en los que está dividido el ingreso mensual de los senadores y representantes: 

Asignación básica mensual, que queda en 8.539.197 pesos.
Gastos por representación, que ahora serán de 15.180.000 pesos.
Prima de servicios, que quedará en 11.596.448 pesos.

Sin embargo, según lo indica el artículo primero del decreto presidencial, por dicho aumento los congresistas recibirán un retroactivo desde el mes de enero de 2021. Es decir, recibirán el total del incremento de 20 meses, lo cual representa una cifra cercana a unos 12.390.624 pesos para cada uno.

Unidades de Trabajo Legislativo (UTL)

Cada congresista cuenta con una Unidad de Trabajo Legislativo, un equipo que puede estar compuesto hasta por diez personas. Cada legislador, por ley, recibe un presupuesto de 50 salarios mínimos mensuales (50 millones de pesos, aproximadamente) para distribuirlos como lo prefiera entre sus trabajadores. Ese rubro da un total de 710.400.000.000 pesos por cuatro años.

 

Seguro de vida:

Para asegurar a los senadores que hacen parte de la corporación, el Senado de la República asignó un presupuesto de 1.708 millones de pesos para la compra de unos seguros de vida. Como son 108 senadores, el costo por parlamentario es de aproximadamente 15.814.814 pesos anuales.

 

Tiquetes aéreos

Aunque no tienen una asignación personal, el Congreso firmó un contrato de 5.000.000 millones de pesos por un año para la compra de los tiquetes de todos los legisladores. Estos recursos van a una misma bolsa. 

Según el artículo 1.⁰ del decreto 3727 del 2010, durante el periodo de sesiones ordinarias o extraordinarias (20 de julio a 16 de diciembre), los representantes tienen derecho a un pasaje (ida y vuelta) cada semana, y en periodos de receso (20 de junio al 20 de julio y del 16 de diciembre al 16 de marzo) tienen derecho a un pasaje (ida y vuelta) mensual.

Este beneficio no aplica para los 18 que fueron elegidos por Bogotá y los que fueron elegidos por Boyacá y Cundinamarca, debido a que se entiende que su labor se desempeña principalmente en la capital y en regiones cercanas.

Así las cosas, cuatro viajes ida y vuelta para un representante a la Cámara de Santander puede costar, en promedio, 2.000.000 de pesos.


Camionetas blindadas

Lo mínimo que tiene un senador o representante a la Cámara son dos carros: uno para moverse en Bogotá y otro para moverse en la región de origen. Los carros son alquilados por el Congreso, a un precio promedio de 15 millones de pesos mensuales.

Reducir o no reducir

Reducir el salario de los congresistas es una propuesta que se escucha todos los años, que es muy popular, y que siempre termina en nada. En los últimos 20 años se han presentado más de 18 proyectos de ley para ajustar el sueldo de los parlamentarios y todos se han hundido por distintas razones.

Este año no fue la excepción. Casi un mes después de que se posesionara el nuevo Congreso, hay en este momento dos proyectos que buscan ajustar el salario de los congresistas. El primero, radicado por legisladores del Pacto Histórico, hace parte de una reforma constitucional al Congreso, y el segundo, presentado por el senador de la Alianza Verde Jonathan Pulido 'Jota Pe' Hernández.

El congresista santandereano, tercero más votado en las legislativas de marzo, levantó la ‘polvareda’ esta semana al denunciar públicamente que algunos de sus colegas de sectores alternativos, que durante la campaña apoyaron públicamente el ajuste de los sueldos de los legisladores, se negaron a firmar su proyecto porque “no les alcanzaba la plata”. 

La propuesta de Hernández busca establecer que el salario no exceda los 25 salarios mensuales (aproximadamente 28 millones de pesos) y que este ajuste se haga en 2023 y no en 2026, como lo establece el proyecto de ley impulsado por el Pacto Histórico y cuyos ponentes fueron María José Pizarro, Iván Cepeda y Gustavo Bolívar. Hoy día el sueldo de los parlamentarios está por encima de los 34 millones de pesos.

Congresistas alternativos como Isabel Zuleta, del Pacto Histórico, y John Fredy Núñez, representante de las curules de Paz, manifestaron su molestia con la propuesta de Hernández en particular. Dicen que no todos los congresistas tienen los mismos gastos, pues hay parlamentarios que deben costear sus gastos en seguridad.

“No gastamos lo mismo que todos, no en todos los trabajos hay que viajar tanto como a los que nos gusta hacer la tarea de visitar los territorios, no todos hacen reuniones con comunidades, gremios y academia. Debate sí, pero con profundidad y sin bullying mediático”, dijo Zuleta.

“Llegamos a la capital y nos toca tener gastos como pagar arriendos y combustible (…) en regiones tenemos que andar con escoltas, dos o tres carros, más asesores. Es un desgaste para poder cumplirle a la gente”, explicó, por su parte, Núñez.

“He hecho cuentas sobre lo que vale hacer el mantenimiento de un carro, de las camionetas, el sostenimiento de los escoltas cuando sale con uno porque toca pagarles el hotel, los viáticos y la comida”, dijo, igualmente Berenice Bedoya, senadora del partido ASI.

La polémica en torno a las dos propuestas ha crecido en las últimas semanas por las acusaciones de lado y lado. En este panorama, muchas personas se preguntan cuál es el salario de un congresista y qué otros beneficios obtienen por ocupar una curul en el Legislativo. CAMBIO le presenta el desglose de los ingresos de los parlamentarios, que suman 94 millones de pesos al mes.